Premios BiC 2020
Gaceta Médica Madrid | viernes, 09 de enero de 2015 h |

La Federación Nacional de Enfermos y Trasplantados Hepáticos (Fneth) y el Grupo de Apoyo a los Enfermos de Hepatitis C (Gaehc), que integran 18 asociaciones de enfermos hepáticos de toda España, han agradecido a la Asociación Española para el Estudio del Hígado su implicación a la hora de establecer “vías de dialogo fluidas” con el ministerio de Sanidad, así como de participar en las decisiones adoptadas en el ministerio, especialmente en la elaboración del plan estratégico reclamado reiteradamente. A pesar de las diferencias recogidas por los medios de comunicación en las últimas semanas, Fneth considera que el acercamiento a esta sociedad científica supone un cambio de actitud importante por parte de la administración nacional.

Ambas formaciones exigen que la aplicación de los tratamientos a los enfermos infectados por el virus de la hepatitis C (VHC) sea una decisión única por prescripción del especialista, que debe disponer libremente de los fármacos financiados. Insisten en que se debe salvaguardar la decisión médica, lejos de limitaciones basadas en términos económicos infundados, ya que “está claro” que un tratamiento en fases iniciales evitacostes más altos en el futuro.

Las asociaciones subrayan que los pacientes tampoco deben presionar al especialista, que está facultado para decidir el tratamiento más idóneo en cada caso.

De igual modo, aunque estas organizaciones abogan por tratar estos asuntos a través del diálogo y la negociación, han manifestado su apoyo y comprensión a los pacientes que, ante la desesperación y la angustia, tal y como remarcan desde ambas asociaciones, permanecen encerrados en el Hospital 12 de Octubre,

En este sentido, reclaman a los partidos políticos que no utilicen a los pacientes de hepatitis C como arma política, sino que adquieran compromisos formales que pasen por presentar en sus programas presupuestos especiales para erradicar esta enfermedad.

Asimismo, Fneth y Gaehc solicitan al ministerio de Sanidad que ponga orden entre las distintas comunidades autónomas, para que “sin excusas” apliquen los tratamientos a todos los pacientes que los especialistas determinen con el fin evitar inequidades “tan graves y evidentes como las que se están produciendo en estos momentos”. Las asociaciones de pacientes insisten en que, en todo caso, debe prevalecer siempre la intención de curar a la de retrasar.