Premios Fundamed
REDACCIÓN Madrid La patronal estatal de oficinas de farmacia españolas, FEFE, ha activado la voz de alarma al manifestar que de aquí a que finalice este año cerca de la mitad de las boticas de nuestro país se verá afectada por los impagos por parte de las distintas comunidades autónomas. Así, desde FEFE precisan que los impagos que se producen en nueve comunidades autónomas (Castilla-La Mancha, Baleares, Comunidad Valenciana, Cataluña, Andalucía, Canarias, Cantabria, La Rioja y Murcia), así como la previsión de que estos se produzcan en otras regiones, provocará que 11.323 boticas se vean afectadas por esta situación. Esta situación afectaría, tal y como precisa el informe, a las 3.569 farmacias andaluzas; a las 3.067 catalanas; a las 2.285 valencianas; las 1.269 manchegas; las 559 murcianas; las 419 baleares y las 155 riojanas. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del último Observatorio del Medicamentos que elabora periódicamente esta patronal, que precisa que a final de año las autoridades autonómicas deberán a estos establecimientos sanitarios un total de 2.262 millones de euros. Una cantidad que correspondería, según el observatorio, a la posible deuda a final de 2011 las comunidades autónomas afectadas: Comunidad Valenciana, 840 millones de euros; Andalucía, 588; Castilla-La Mancha, 301; Murcia, 150; Baleares, 120; Cataluña, 128; Canarias, 74; Cantabria y Navarra, 24; y La Rioja, 13. En este sentido, desde FEFE se incide en que los impagos que se producen en algunas regiones “presentan unas características muy diferentes a otros episodios que se han dado en el pasado”. Y es que, según precisan desde la patronal estatal, estos impagos “tienen que ver con el cumplimiento de los niveles de déficit impuestos por la Unión Europea y, sobre todo, con la falta de ingresos fiscales y la restricción crediticia”. Sobre este particular, el Observatorio del Medicamento precisa que dentro del Plan Económico Financiero (PEF) acordado por las comunidades autónomas y el Ministerio de Economía, con las medidas adoptadas se producirá una reducción del gasto en la facturación de recetas de 855 millones de euros. Aval del Estado Por otro lado, desde FEFE se volvió a insistir en que “la gravísima situación que puede abocar al desabastecimiento y a la quiebra de la prestación, además de afectar a la viabilidad individual de las farmacias y demás agentes del sector” obliga a la intervención del Gobierno. “La única salida es que se produzca el aval del Estado, que se perfila como la mejor, y quizá la única solución, en esta crisis”, indica el documento. | viernes, 04 de noviembre de 2011 h |