Gaceta Médica Madrid | lunes, 26 de octubre de 2015 h |

“Somos servidores de los pacientes y tenemos que amoldarnos a ellos”, señaló el isarelí Shimon Barak en Zaragoza, en referencia a la atención sanitaria a los refugiados y a sus especiales circunstancias, cuestión que se ha tratado en la última jornada del Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap).

El argentino Arnoldo Grosman añadió en este sentido que “si aplicamos modelos autóctonos en la atención a refugiados y no tenemos en cuenta otros aspectos como los culturales y los sociales fracasaremos porque las situaciones de estos pacientes son diferentes”.

Por su parte, el alemán Gottfried Huss incidió en que los refugiados “necesitan una integración total en el sistema de salud del país que los acoge, pero ello va a suponer meses o años” y por ello añadía que “mientras tanto, necesitan una atención adecuada que les permita desenvolverse”. Sin embargo, Huss no podía evitar preguntarse “si podemos hacer frente a la migración masiva” y se ha referido al medio millón de refugiados que ya ha llegado a Alemania y a los problemas de salud que presentan, por lo que supone sin duda “un reto para los pediatras y para la sociedad en general”.

Finalmente, los ponentes de la mesa señalaban la necesidad de que la pediatría se integre dentro de una estrategia global de todo el sistema sanitario enfocada a proteger y garantizar los derechos del niño”.

La última mañana del Congreso también ha reunido a un panel de expertos que ha analizado otra cuestión de actualidad: las redes sociales y la salud psicosocial del adolescente.