36º Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO)

br

La terapia con everolimus mejora la supervivencia libre de progresión hasta los once meses, según resultados del estudio Bolero-2

“Es el estudio más positivo en la historia de tumores hormonosensibles en enfermedad metastásica”, recalca el investigador José Baselga

| 2011-09-30T16:42:00+02:00 h |

josé garcía

Enviado especial a Estocolmo

Las pacientes con cáncer de mama metastásico con ER+HER2 tratadas con el inhibidor de mTOR everolimus más la terapia hormonal exemestano, un inhibidor de la aromatasa, presentan una supervivencia libre de progresión (PFS) de más del doble de tiempo y reducen significativamente —un 57 por ciento— el riesgo de progresión del cáncer frente a la terapia hormonal individual con exemestano. Son los principales resultados del estudio Bolero-2 (Breast cancer trials of oral everolimus-2) que el español José Baselga, director del Massachusetts General Hospital Cancer Center e investigador principal del estudio, ha presentado en la sesión presidencial del Congreso Europeo Multidisciplinar del Cáncer, que ha reunido a más de 16.000 especialistas en Estocolmo. “Es el estudio más positivo en la historia de tumores hormonosensibles en enfermedad metástásica”, recalca Baselga, y “el más importante presentado en este congreso europeo”.

Se trata de un estudio fase III de registro, randomizado, doble ciego, con placebo controlado, multicéntrico, en el que han participado 724 pacientes, que ha examinado la seguridad y eficacia de everolimus —comercializado como Afinitor por la compañía Novartis— en combinación con exemestano frente a placebo y exemestano en mujeres postmenopáusicas con cáncer de mama avanzado ER+HER2 recurrente o que ha progresado mientras han seguido tratamientos previos con terapia hormonal o quimioterapia. En un análisis previo previsto, el ensayo ya consiguió su objetivo primario de supervivencia libre de progresión mostrando que el tratamiento con everolimus mejoraba esa supervivencia libre de progresión de 2,8 a 6,9 meses. Esta significativa mejora fue un hecho en todos los subgrupos incluyendo el número de terapias previas, la presencia de enfermedad visceral, las metástasis óseas y el uso previo de quimioterapia.

Según apunta Baselga, “el estudio es tremendamente positivo. Demuestra que las pacientes que están tratadas sólo con exemestano tienen un beneficio clínico, un tiempo de progresión de cuatro meses, que es lo que se puede esperar de esta población, mientras que las pacientes con everolimus aumentan ese tiempo de progresión hasta los once meses”. Además, es un estudio “con pocos efectos adversos”, matiza el investigador, que señala que ha sido el primero en investigar con esta vía terapéutica, la inhibición del mTOR con everolimus. “Esta vía es absolutamente crítica en el control del metabolismo celular y muy importante, sobre todo, en el caso de los tumores receptores hormonales positivos”, aclara y recuerda que everolimus ya está aprobado en cáncer renal y en tumores neuroendocrinos de hígado, ahora bien “no son tumores como el de mama, de ahí la magnitud del efecto”. Baselga destaca que los tumores de mama avanzados con metástasis hormonodependientes suponen el 70 por ciento y que desde que se han descubierto los antiestrógenos hace 15 años, en cáncer de mama hormonosensibles “no ha habido nada”.

En definitiva, Bolero-2, recalca Baselga, significa que “habrá mujeres que tendrán mucho más tiempo de vida por delante”. Las posibilidades que se abren son muy grandes. “Hemos visto a pacientes con enfermedad muy avanzada, imagínate si lo pasamos a primera línea o adyuvancia, o incluso plantearlo como un tratamiento de prevención, ya que los inhibidores de mTOR son preventivos”, dice el investigador. “Everolimus es bueno —continúa— pero hay compuestos probablemente mejores que han venido después como los inhibidores de la tirosina quinasa”. “Esto sólo es una primera demostración de que el concepto funciona y lo hace bien. Ahora el campo se volcará, y cambiarán muchas líneas de investigación en cáncer de mama”, sentencia.