| viernes, 09 de diciembre de 2011 h |

Los farmacéuticos gallegos despiden 2011 con problemas en el cobro de la factura, una situación que pretenden solventar de cara al próximo año. Además, tienen sobre la mesa otros temas a los que dar solución, como las guardias o el descuento en absorbentes. De todos estos asuntos, EG ha hablado con el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Orense, Vicente Jairo Álvarez.

Pregunta. ¿Esperabais acabar el año con impagos o este retraso os ha pillado por sorpresa?

Respuesta. Siempre el último mes hubo algún problema con los pagos. No es ninguna novedad. La esperanza que tenemos es que sea absolutamente puntual. Lo que estamos ahora negociando con la Consejería es la estabilidad de los pagos del año que viene.

P. ¿Prevéis que puede haber problemas a lo largo de 2012?

R. Según nos han dicho, probablemente en Galicia haya menos problemas que en otras comunidades, pero como va a ser un año muy difícil estamos intentando atarlo lo mejor posible.

P. Tras un año de activación y desactivación del cataloguiño, ¿esta es la gota que colma el vaso?

R. Precisamente, el vaso ya estaba colmado de antes. De lo que se trata ahora es de garantizar la tranquilidad del colectivo negociando la gestión del cobro el año que viene.

P. ¿Cómo se puede poner freno a la propagación de los impagos?

R. Provisionando bien en presupuesto los fondos pertinentes para la farmacia y que los gobiernos autonómicos y el general tomen conciencia de que la farmacia es un servicio sanitario que es importantísimo y que está muy tocado.

P. ¿Surten efecto las protestas?

R. Creo que no es el momento para hacer protestas, sino de negociar, de concienciar a las administraciones de lo importante que es nuestro colectivo para el sistema sanitario y negociar la mejor manera de salir de este temporal.

P. ¿Qué opciones de financiación tienen los farmacéuticos gallegos en estos momentos?

R. Tenemos un convenio a nivel particular con dos entidades bancarias y el propio colegio de Orense como institución tiene un convenio con una entidad bancaria.

P. Las soluciones de financiación alcanzadas en las distintas comunidades son muy diferentes. ¿Debería haber una colectiva?

R. Por supuesto. Lo normal es que todas las farmacias estemos en igualdad de condiciones.

P. En vuestro caso, la consejería ha dicho que no tiene intención de pagar intereses, ¿no?

R. En principio, no tiene intención de pagar intereses, aunque en el convenio está firmado que sí que los tiene que pagar. Por eso, estamos en una negociación donde hay más cosas.

P. De hecho, el retraso se ha puesto sobre la mesa en el marco de un paquete de medidas. ¿Cómo se va a proceder a gestionar esto?

R. Lo vamos a llevar a asambleas. Supongo que en la negociación se abrirá una adenda al concierto ya firmado. Entonces ahí irán muchas cosas juntas que se tendrá que votar en las asambleas.

P. ¿Cómo va a repercutir esta situación en las farmacias rurales?

R. En principio, no debería repercutir mucho. Si la negociación se lleva a cabo en los puntos que habíamos hablado, este golpe no lo van a sufrir especialmente las farmacias rurales.

P. Precisamente, el impago llega cuando se avanza en la reestructuración de las guardias. ¿Supone esto una de cal y una de arena?

R. Sí, en este caso la de cal. El tema de las guardias se va a racionalizar, es decir, flexibilizar para que los más débiles, que son los rurales, tengan menos que pagar en este peaje. Racionalizar el territorio gallego es muy difícil, porque es muy disperso y cada farmacia es distinta a otra. Entonces eso pasa por la casi individualización, siempre velando para que el paciente esté perfectamente atendido.

P. En cuanto al descuento en absorbentes, ¿consideráis satisfactoria la última propuesta del Sergas?

R. No, la anterior propuesta no era satisfactoria. Ahora, dentro de lo que estamos hablando, posiblemente también resolvamos ese problema con algo que creemos que es mejor. Lo que buscamos, y eso es el resumen de todo, es la estabilidad del colectivo gallego en el próximo año.

P. El RDL 9/2011 decía buscar la cohesión del sistema y, sin embargo, se vuelven a poner sobre la mesa medidas como el ‘tique moderador’. ¿Cómo valoráis este tipo de propuestas?

R. Efectivamente, este RDL 9/2011 no ha proporcionado cohesión al sistema sanitario, sino todo lo contrario. Lo que queremos es que todas las medidas que se adopten en España tengan cohesión. Lo que no puede ser es un tique moderador en una comunidad y en otra no.

P. Cataloguiño, RDL 9/2011, impagos… ¿Qué balance hacen de este año las farmacias gallegas?

R. Annus horribilis, con la esperanza de que 2012 no lo sea tanto. Nos ha llovido por todas partes.

P. ¿Cuáles son las consecuencias de todo ello en la botica gallega?

R. Se está dejando de contratar trabajadores y hay alguna farmacia en concurso de acreedores sobre todo en otras provincias.

P. ¿Qué habéis aprendido de todo esto?

R. Que hay que luchar día a día, pelear por la profesión y desvivirte por ella. No es que sea un aprendizaje, es nuestra obligación.