Dr. Bartolomé Beltrán, director de Prevención y Servicios Médicos del Grupo Antena3 | viernes, 28 de junio de 2013 h |

Nos interesa mucho la seguridad de los pacientes. Ese es nuestro credo más allá del Juramento Hipocrático. Así que el profesor Ángel Gil ha puesto el dedo en la llaga. Del 15 al 19 de julio se celebra en el Centro Cultural Miguel Ángel Blanco de Alcorcón el Curso “Seguridad del paciente, aspectos médico-legales”. Se trata de unas jornadas de formación que organiza cada verano la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Allí se concentrarán expertos como Alberto Pardo, subdirector de Calidad de la DG de Atención al Paciente del Servicio Madrileño de Salud; Jesús María Aranaz Andrés y Carlos Aibar, profesores de Medicina Preventiva; los profesores de Derecho Federico Montalvo y José Antonio Monterrubio, de la Universidad Pontificia de Comillas y de la URJC, respectivamente; José Luis del Barrio, de la URJC; Juan Álvarez, director Médico de Pfizer; Fernando Moraga, del Servicio de Pediatría del Vall de Hebrón; y el especialista en Ginecología de Palma de Mallorca, Javier Cortes Bordoy.

Cambio de tercio. No hay grandeza mayor que hablar con un especialista que tenga pasión por lo que hace y más aún por una patología que le entusiasme. Este es el caso del doctor Javier Casinello que trabaja en el ámbito de la Oncología Clínica en el Hospital U. de Guadalajara. Así que matizamos algunas cuestiones que están de gran actualidad clínica. Me refiero al tratamiento del cáncer de próstata metastásico resistente a la castración en hombres adultos que sean asintomáticos o levemente sintomáticos tras el fracaso del tratamiento de deprivación de andrógenos en los cuales la quimioterapia no está todavía clínicamente indicada. Pero empecemos las cosas por el principio.

Los síntomas de este tipo de cáncer pueden tardar mucho tiempo, incluso años, en manifestarse. Por este motivo es muy importante que las personas que presentan este tipo de factores se sometan a exámenes médicos de forma frecuente. En este sentido, el Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital de Guadalajara señaló que en su Servicio ya reciben a pacientes con cáncer avanzado, es decir, que el paciente ya se ha operado o ya ha recibido radioterapia. Así, matizó que “cuando la enfermedad progresa o un paciente recae es cuando invitan al Oncólogo Médico a participar en el tratamiento. Con lo cual sabemos que su tumor depende de los niveles de andrógenos y nuestra obligación como oncólogos es intentar disminuir al máximo esos niveles”.

Según el Dr. Casinello, cuando esto aun así no consigue frenar la enfermedad, su labor consiste en ofrecerles los nuevos fármacos de quimioterapia y las nuevas dianas de las que disponen hoy en día. “Los nuevos fármacos son definitivos en cáncer de próstata metastásico”, subrayó. En este sentido, comentó que cuando empezó a trabajar en próstata (hace una década) prácticamente no había ningún fármaco nuevo. Y ahora, “después del trabajo de muchísima gente en el mundo”, pueden cronificar y aumentar la supervivencia a causa de muy poca toxicidad.

El experto explicó que para el diagnóstico se basa fundamentalmente en cómo es la glándula prostática extirpada, es decir, en la histología que tiene esa glándula (factor de Glisson). “Por encima de 7-8-9 el paciente presenta un Glisson alto y es a partir de ese momento en el cual estamos ante una glándula de riesgo”. Y también en el PSA, que es un antígeno prostático específico, una proteína específica de la glándula prostática que aumenta de manera importante. Según explicó, eso da factores fundamentales como el riesgo futuro y, por tanto, el saber si deben actuar con más “prisa” o pueden “esperar”.

Tengamos en cuenta que el cáncer de próstata es un tumor muy heterogéneo (como casi todos) y que “la obligación médica es saber qué tumor de los prostáticos del paciente nos va a dar problemas y cuál va a ir muy lento y podemos ir más tranquilos observando cómo evoluciona en función del PSA y en función de otros factores como puede ser el escáner, la gammagrafía ósea”. Según explicó el Dr. Casinello, el cáncer de próstata depende del nivel de andrógenos corporales y “cuando uno disminuye esos niveles debido a un tratamiento que impide que esos andrógenos actúen, en principio la enfermedad está controlada.

Hoy en día hay muchos fármacos nuevos que se han diseñado para esta situación de “post-castración” y, según el experto, su labor es saber qué fármaco es el más oportuno, para qué paciente y en qué momento. Está claro. Seguro.

El Consejero de Sanidad, Manuel Llombart, presidió el Acto Homenaje “Defensores de la Salud 2013”, una distinción que el Dpto. de Salud del Vinalopó concede en reconocimiento a la trayectoria en el ámbito de la salud y con el que este año han sido distinguidos el Dr. Ignacio Riesgo y el Elche C.F. Para Alberto de Rosa, DG de Ribera Salud, el Dr. Riesgo “ha influido en la sanidad española de un modo importante”, ya que ha participado en todos los procesos de reflexión, cambio y reforma del sector en los últimos diez años.