| lunes, 10 de junio de 2013 h |

El Consejo General de Enfermería y el sindicato (Satse) han suscrito un acuerdo para defender los intereses de los profesionales, mediante la creación de la “Mesa estatal de la Profesión Enfermera”. Se trata de una alianza estratégica entre ambas organizaciones para defender de manera conjunta y coordinada los intereses de los usuarios de la sanidad, el sistema sanitario y los profesionales de enfermería.

Tanto Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería, como Víctor Aznar, presidente de Satse, han recalcado que ambas organizaciones han decidido aunar fuerzas para hacer frente a los actuales momentos de crisis, contra el progresivo deterioro de la atención sanitaria en nuestro país y de las condiciones de los profesionales. En este sentido, el acuerdo, alcanzado contempla la unificación de las respectivas mesas de diálogo y negociación abiertas con el ministerio para trabajar a favor de la enfermería.

Ambas entidades subrayan que, con el panorama económico, resulta absolutamente primordial la unificación de la interlocución ante las autoridades sanitarias para proteger la salud de los ciudadanos y la seguridad de los pacientes, a través de unos principios basados en la práctica ética, autónoma y competente.

Según han explicado, este gran acuerdo enfermero supone “una importante garantía para la defensa del modelo sanitario español, así como para los derechos de los ciudadanos y de los profesionales”. El primero de los grandes objetivos del acuerdo alcanzado es propiciar y promover medidas que permitan a los profesionales acceder a un puesto de trabajo en condiciones dignas, seguras y estables para llevar a cabo sus funciones, con las mejores garantías, en beneficio de los pacientes y del sistema sanitario.

Ambos presidentes han recordado que, en estos momentos, los datos oficiales hablan de cerca de 20.000 profesionales de enfermería en paro, aunque les consta que son muchos más. También se han referido a la creciente precariedad laboral o al aumento de la emigración como otras importantes repercusiones negativas de la crisis. El segundo objetivo es alcanzar la unificación definitiva de la profesión en torno a un mismo título, unas mismas competencias y una misma denominación; y el tercero, y último, es garantizar que los pacientes reciban cuidados de alta calidad y seguridad, sobre la base del profesionalismo enfermero.

Para ello, se considera necesario culminar importantes cuestiones, como la regulación definitiva de la prescripción enfermera; la implantación completa de las especialidades de enfermería, con la creación de las categorías profesionales correspondientes; el desarrollo de la formación continuada; la evaluación y desarrollo de las competencias profesionales; o, la promoción del registro de profesionales sanitarios, entre otras. El acuerdo suscrito entre el Consejo General de Enfermería y Satse también prevé la creación de la Conferencia Estatal de la Profesión Enfermera. Un foro de reflexión, estudio y debate de los problemas que afronta la profesión, al que podrán adherirse e incorporarse instituciones y entidades enfermeras de ámbito estatal, de naturaleza académica, científica y de gestión, a propuesta conjunta de los integrantes de la mesa, y asumiendo, en todo caso, los fines, objetivos y principios establecidos en el convenio marco firmado esta mañana.