Estudio/ Un trabajo del SFH del Can Misses ayuda a encontrar áreas de mejora

br

Colaboran con el farmacéutico para identificar interacciones farmacológicas
| 2011-05-27T16:15:00+02:00 h |

E.M.C.

Madrid

Las enfermeras del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Hospital Can Misses, en Ibiza, colaboran ya con el farmacéutico en la identificación de interacciones farmacológicas de relevancia clínica y pacientes con riesgo de nefrotoxidad y hepatoxicidad.

Ha sido una de las áreas de mejora, hoy resueltas, que pudo detectar el equipo del centro tras la realización de un estudio publicado en el último número de la Revista Española de Farmacia Hospitalaria para definir las actividades de enfermería como parte de un equipo de atención farmacéutica integral, en esta ocasión dentro de la unidad de Atención Farmacéutica al alta y en Consultas Externas.

Atención multidisciplinar

Laura Ardoz, farmacéutica de este hospital y una de las autoras del estudio, que describe la actividad de estas profesionales desde abril de 2008 a marzo de 2009, subraya que el equipo de enfermería del servicio, compuesto por cuatro profesionales, son parte imprescindible para el desarrollo de casi cualquier programa sanitario en el que el paciente pueda beneficiarse de una atención multidisciplinar.

Las actividades que desarrollan están en continua evolución. La entrevista a los pacientes con monitorización farmacocinética programada es una competencia asumida recientemente, pero las enfermeras también se encargan de otras muchas tareas. Preparan las mezclas intravenosas, que requieren formación específica, y productos que exigen un alto grado de esterilidad. Colaboran en la monitorización de pacientes en tratamiento con nutrición parenteral, y revisan y clarifican las alergias que presentan los pacientes ingresados en el hospital, y procesan las muestras sanguíneas.

Además, indica Ardoz, participan en la gestión de determinados fármacos y en el desarrollo de protocolos normalizados de trabajo en farmacia de enfermería, actualizando bases de datos, etc. Por último, y uno de los aspectos analizados en este estudio, colaboran con el farmacéutico en el programa FACE de atención integral al paciente, ayudando a identificar las oportunidades de mejora del tratamiento farmacoterapéutico en los pacientes ingresados.