José A. Rodríguez Barcelona | viernes, 09 de octubre de 2015 h |

La esclerosis múltiple es una enfermedad que puede evolucionar de diversas formas. Identificar marcadores sería fundamental, señaló Alexandre Prat, del CHUM Research Centre, Notre-Dame Hospital (Montreal), “para saber por ejemplo cuándo la patología pasará de evolucionar a brotes a la forma progresiva”. Según este experto, uno de los aspectos más complicados en el abordaje de la patología es el tratamiento a largo plazo cuando la esclerosis se transforma en progresiva. “Los efectos de la medicación tomada durante muchos años pueden ser muy severos, y no hay tratamientos eficaces para esta forma de la enfermedad”. Asimismo, añadió, “después de 15 años de media los pacientes evolucionan a la forma progresiva”.

“El problema es que no disponemos de marcadores para predecir cómo evolucionará la enfermedad”, señaló Manuel Comabella, neurólogo del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (Cemcat), del Hospital Universitario Vall d’Hebron. Este experto señaló que cada vez hay más evidencia científica del papel de los neurofilamentos, pues se observan concentraciones elevadas de proteína del neurofilamento de cadena ligera (NFL) en los pacientes. Un estudio ha mostrado que los niveles séricos y en líquido cefalorraquídeo (LCR) de NFL están elevados y que se observa una correlación entre ellos. Los niveles séricos correlacionan con las lesiones en la sustancia blanca, pero no con el volumen de las lesiones en la sustancia gris.

También se han presentado estudios que apuntan a que “la proteína chitinase 3-like 1 podría ser un marcador”, dijo Comabella. Los niveles elevados de esta proteína en el LCR están relacionados con una peor evolución y una mayor progresión de la discapacidad.

Por otro lado, se han conocido datos que avalan la estrategia de la combinación de marcadores para predecir la evolución de la patología. “La molécula Cndp1 en combinación con chitinase 3-like 1 tiene más valor predictivo que ambas por sí solas”. Comabella explicó que, aunque no se sabe mucho de la Cndp1, “es una enzima que se ve disminuida en esclerosis múltiple”.