Alm udena Fernández Madrid | viernes, 09 de octubre de 2015 h |

El Hospital Vall d’Hebron de Cataluña ha cumplido 60 años y celebrará esta destacada fecha durante todo un año: desde octubre de 2015 hasta el mismo mes de 2016. Así lo ha asegurado a GM Vicenç Martínez, gerente de este centro.

Y es que, aunque este centro empezó a funcionar en mayo de 1955, no fue inaugurado hasta cinco meses más tarde, concretamente, el 5 de octubre de ese mismo año.

Fue levantado sobre un terreno que correspondía a un convento y construido por la Seguridad Social, que todavía es la dueña de sus terrenos y del edificio.

En sus inicios solamente existía el Hospital General, un centro abierto y sin plantilla médica fija que atendía principalmente a enfermos quirúrgicos, y más adelante se construyeron los Hospitales Maternal e Infantil —en 1966— y el Hospital de Traumatología y Rehabilitación —en 1967—.

En opinión de Martínez, el Vall d’Hebron ha ido cambiando. Nació “de una necesidad perentoria” que es la que existía en el momento de sus inicios, en 1955, con el hospital quirúrgico, porque se produjo una inmigración importante a la ciudad de Barcelona y, por lo tanto, se necesitaba otro hospital además del Clínico, que ya existía.

A partir de ese momento, desde el punto de vista organizativo, este hospital ha ido siendo pionero en distintos aspectos. “Somos el primer hospital que hemos tenido servicios jerarquizados, en los que ha habido jefes de servicios y jefes de servicio adjuntos”, subrayó el gerente para añadir que ha seguido evolucionando y actualmente se ha convertido en “el hospital más complejo y más grande de todo el Estado Español”.

Pionero

El Vall d’Hebron siempre ha sido un referente de la sanidad catalana y ha sido pionero en muchas innovaciones sanitarias. Además de la jerarquización de los servicios médicos y quirúrgicos, también por el diseño de un modelo de enfermería que fue el primero en implementar un horario con turnos de 12 horas en tres días alternos y los festivos salteados o la entrada en el programa de posgrado de los médicos internos residentes (MIR).

Este centro es actualmente un complejo sanitario, docente e investigador, con más de 22 edificios y en el que trabajan 7.000 profesionales de la sanidad y la investigación, que lo han hecho referente en procedimientos terciarios de alta complejidad.

El hospital, que pertenece al Instituto Catalán de la Salud (ICS), es referencia estatal en más de veinte grupos de patologías y también referencia en Cataluña para terciarismo en quemados, lesionados medulares, pacientes con politraumatismos, síndrome de Marfan, enfermedades inflamatorias intestinales, esclerosis múltiple, neonatología y cirugía fetal.

Martínez incidió asimismo en el potencial investigador del hospital, pues solo el Vall d’Hebron “tiene más ensayos clínicos que toda Andalucía”. Además apuntó a la existencia de “servicios de excelencia de prestigio mundial”, como es el caso de oncología, cirugía fetal, o en lo que a trasplantes de cara se refiere.

A su juicio, este centro se encuentra ya en un momento de “madurez y excelencia”, pero durante el que quieren seguir mejorando en aquellos campos en los que todavía es posible, que es agilizar más los circuitos que siguen los pacientes dentro del hospital. “Entre todos debemos hacer que el paciente acceda más fácil a las intervenciones, exploraciones, etcétera”, recalcó.

Y es que en aspectos organizativos hay siempre “un gran campo de mejora”.

Actividades

En cuanto a las actividades conmemorativas que se llevarán a cabo, el gerente detalló que el día 9 de noviembre Federico Mayol Zaragoza, que fue presidente de la Unesco, será entrevistado por una periodista frente a todos los interesados, como elemento innovador a una ponencia al uso.

También están consolidando visitas guiadas por el hospital a las que cualquier ciudadano interesado en verlo por dentro podrá acceder durante todo el año. En este sentido, apuntó a que se trata de medicina de precisión y los ciudadanos “no pueden ni imaginarse” la excelencia que hay dentro del Vall d’Hebron.

También se producirán tres mesas redondas sobre temas de salud que interesan a los profesionales sanitarios, así como a las personas interesadas en conocer en qué situación se encuentra el sistema sanitario.

Una de las mesas será sobre el encaje entre los vertientes del centro: ser terciario de máxima complejidad y, a la vez, el hospital de la comunidad, de los vecinos de la zona. Un tema compartido con otros países europeos, por lo que los ponentes serán nacionales e internacionales.

Otra abordará el papel de la enfermería en la medicina actual y una tercera versará sobre la participación del ciudadano en el gobierno de las instituciones sanitarias.

En primavera también está planteado un concierto al que podrán acudir todos los profesionales, entre otras actividades previstas.