Estudio/ El trabajo del ISPM muestra la importancia para los SFH de esta técnica

br

Un 93,3% de los encuestados cree que deben destacarse los nombres en mayúscula
| 2011-09-23T16:48:00+02:00 h |

Redacción

Madrid

La confusión entre nombres de fármacos es causa frecuente de errores de medicación. Unos errores que se producen, principalmente, por similitud entre nombres comerciales, entre los de principios activos, o entre nombres comerciales y de principios activos. A este respecto, el Instituto para el Uso Seguro de los Medicamentos (ISMP) ha llevado a cabo un estudio en el que destaca la importancia que tiene para los farmacéuticos hospitalarios que los medicamentos con nombres similares sean escritos con letras mayúsculas resaltadas para reducir posibles errores en su uso.

El estudio, coordinado por María Jesús Otero, del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario de Salamanca (HUS), y en el que participaron un grupo de expertos en seguridad y manejo de medicamentos de 13 hospitales, se realizaron dos encuestas entre farmacéuticos hospitalarios. La primera incluyó 46 pares de nombres de medicamentos similares con letras mayúsculas, procedentes de las listas de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) y de los institutos para el Uso Seguro del Medicamento estadounidense y canadiense, y 32 seleccionados de la base de datos del ISMP y del CGCOF. La segunda incluyó 27 pares, grupos propuestos por los encuestados y 11 procedentes de la actualización del ISMP.

¿Los resultados? Un 93,3 por ciento de los encuestados opinó que destacar el nombre en mayúsculas debería implantarse para denominar a los fármacos, tanto en el etiquetado de la industria (91,1 por ciento) como en otros lugares donde aparecen los nombres; así como en las pantallas de prescripción informatizada (90 por ciento); en farmacia (82,2 por ciento); en los sistemas automatizados de dispensación (81,1 por ciento); en etiquetado de preparaciones y estantes… Sin embargo, únicamente nueve (el 10 por ciento) de los hospitales encuestados empleaba esta técnica.

Recomendaciones

Muchas instituciones han emitido ya recomendaciones para prevenir los errores de medicación por confusión en los nombres. Consejos que van en dos líneas: establecer medidas para evitar registrar nuevos nombres que sean similares a los existentes e implementar prácticas específicas para minimizar los errores por confusión entre los nombres existentes.

Entre estas últimas se incluiría la técnica de cambiar la apariencia de los nombres de los medicamentos similares en los lugares en que se visualizan (pantallas informáticas, etiquetados…), con la utilización de letras mayúsculas (tall man letters) u otros elementos tipográficos para resaltar las secciones de los nombres que son distintas, con el fin de acentuar así sus diferencias.

En Estados Unidos, la FDA implementó esta técnica en el 2001, pero España no dispone de un listado estandarizado de referencia para su uso por los profesionales y las instituciones. Por ello el objetivo de este estudio ha sido elaborar una relación de nombres de medicamentos similares con letras mayúsculas resaltadas, que facilite la implementación de esta técnica.