justicia/ El tribunal cree que la acusación al magistrado “carece de toda justificación”

br

almudena fernández Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2013 h |

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado la recusación del PSM contra el presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo de este mismo tribunal y recién nombrado vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gerardo Martínez Tristán, al considerar que “carece de toda justificación” la acusación de que el recusado haya perdido su imparcialidad. Asimismo, el escrito considera que los recusantes “no han acreditado qué concretas circunstancias existen” para considerar que el presidente de la sala se encuentre sumido en las causas que se denuncian.

Así se recoge en un documento de la Sala de Recusaciones del TSJM que contó con el voto particular del presidente de la Sala de lo Social, Juan Miguel Torres Andrés.

En este sentido, los magistrados insisten en que el escrito de los socialistas “conjetura la parcialidad del recusado” basándose en su designación por mayoría parlamentaria como vocal del CGPJ y en la obvia relación de su esposa con el partido que gobierna, algo que no les “parece bastante para destruir la presunción de imparcialidad” que asiste al juez por su condición de magistrado. “Tratándose, en definitiva, de un recelo sustentado de presunciones y cábalas, no es conducente para fundar la recusación”, remachan.

En relación con haber agrupado el proceso de la externalización madrileña, la sala no ve “del todo exacto” que se trate de resoluciones que no guarden ningún tipo de relación entre sí o que versen sobre materias litigiosas completamente independientes.

Voto particular

El magistrado Torres Andrés, por su parte, emitió un voto particular porque, a su juicio, “existen indicios serios y fundados objetivamente” de la existencia de un interés indirecto de Martínez Tristán en la forma de enfrentarse a los numerosos litigios que componen la cuestión. Asimismo, para él, es circunstancia concurrente desde una perspectiva subjetiva que la esposa del magistrado “no sólo ocupe un cargo relevante por designación en un determido partido” en otra comunidad cercana, sino que además lo hizo también en la Comunidad de Madrid, aunque fuese con menor relieve. Un partido que además preconizó en reiteradas ocasiones un modelo de gestión pública diferente al que ha venido rigiendo hasta la fecha con carácter general.