neurologia

br

redacción Madrid | viernes, 29 de noviembre de 2013 h |

“Hemos visto en nuestros experimentos que tras el trasplante de células mesenquimales de médula ósea adulta en un modelo animal de desmielinización crónica, sin signos de remielinización, se ha estimulado la producción de nueva mielina y se ha restablecido la velocidad de conducción del impulso nervioso”. Estas son palabras de Salvador Martínez, vicedirector del Instituto de Neurociencias de la Universidad Miguel Hernández de Elche y uno de los científicos que está detrás de esta investigación que, de continuar con estos resultados, podría traducirse en una nueva vía terapéutica en enfermedaes desmielinizantes como la esclerosis múltiple o las leucodistrofias congénitas.

El equipo que lidera este profesional ha estudiado la posibilidad de producir este efecto remielinizante tras la inyección intraventricular de células de médula ósea, disminuyendo mucho los posibles problemas de un trasplante intracerebral, para ver si la producción de factores neurotróficos por parte de las células implantadas se acumula en el líquido cefalorraquídeo y puede actuar dentro del cerebro para, ya allí, estimular la remielinización de forma generalizada en todo el cerebro.

Para llevar a cabo esta investigación, este grupo de científicos cuenta con el patrocinio de la Fundación WOP (The Walk On Project), que también está financiando un proyecto de colaboración entre el Hospital de Bellvitge y la Universidad de Cambridge, que intenta generar un modelo de ratón que reproduzca la forma más severa de la adrenoleucodistrofia ligada al cromosoma X o X-ALD. Conseguir este modelo es clave tanto para aumentar el conocimiento que existe sobre esta patología como para poder comenzar a realizar ensayos preclínicos.