sostenibilidad/ Pastor desgrana una serie de reformas estructurales en cohesión, RR.HH., I+D y para mejorar la efectividad y eficiencia del SNS

br

Propone potenciar la consideración del médico de AP a través de los sistemas de formación y de retribución y reconocimiento del desempeño
| 2010-07-16T16:55:00+02:00 h |

J. garcía

El Escorial (Madrid)

Garantizar el equilibrio financiero con un gran pacto de Estado por la sostenibilidad. Éste es el principal reto del SNS a corto y medio plazo, según expuso la diputada y coordinadora de Participación Social del PP, Ana Pastor, durante su ponencia Mecanismos y herramientas de sostenibilidad del SNS.

“Bajar el sueldo a los sanitarios ni se ha consensuado ni soluciona nada”, dijo Pastor, que instó a acometer reformas estructurales. En el ámbito de la cohesión, apostó por una cartera de servicios única; una reforma del fondo de cohesión sanitaria, actualizando los GRD y las tarifas; desarrollar el mapa de referencias que permita no duplicar los recursos y ser más eficientes; un sistema homologado de desarrollo profesional que permita la movilidad de los profesionales; y la implantación universal de la tarjeta sanitaria, la historia clínica y la receta electrónica.

En el ámbito de los recursos humanos, Pastor propuso elaborar un registro estatal de profesionales sanitarios, un plan de RR.HH. del SNS y del sistema sociosanitario, promover la movilidad y la adaptación de las competencias profesionales a la evolución de la demanda asistencial, y potenciar la formación y consideración de los facultativos de atención primaria tanto a través del sistema de formación como en los sistemas de retribución y reconocimiento del desempeño.

En el ámbito de la I+D+i, la también ex ministra de Sanidad planteó la creación de un centro experimental de I+D+i en tecnología sanitaria, regular la retribución de los profesionales en relación con las actividades de investigación, así como la participación en los rendimientos de las patentes, establecer planes estatales y regionales de investigación clínica y un programa estatal de investigación en resultados en salud.

Para mejorar la efectividad del sistema sanitario, la diputada popular abogó por la creación de un centro documental de información y efectividad clínica, desarrollar con la participación de los profesionales sistemas expertos de apoyo a la decisión clínica y de evaluación de la actividad; establecer, evaluar y difundir objetivos de resultado con carácter estatal para las grandes áreas de patología, y establecer un plan estatal de seguridad en el uso de medicamentos. Y para mejorar la eficiencia, un plan de mejora de la atención a crónicos, establecer con carácter anual una previsión de gasto en medicamentos, potenciar la competencia en el mercado de genéricos, regular la modalidad de prestación farmacéutica en el ámbito sociosanitario, establecer la regulación básica de la informatización integrada de los procesos de prescripción y dispensación de medicamentos y estudiar un cambio en el sistema de retribución de las oficinas de farmacia.