GM Madrid | viernes, 23 de octubre de 2015 h |

Una de las cuestiones clave que los socialistas tenían claro para abanderar el capítulo sanitario de su programa electoral era la derogación del RD16/2012, y así lo han hecho. El decreto de “medidas urgentes” que Ana Mato diseñó quedaría derogado si el PSOE llega al poder.

El borrador que el partido de Pedro Sánchez presentó la semana pasada para las elecciones del próximo 20 de diciembre, incluye más de 50 propuestas. Entre ellas, desarrollar una nueva Ley General de Sanidad que asegure la cobertura universal gratuita; reforzar la gestión pública del sistema; promover programas de cribado y la investigación, así como acelerar la revolución tecnológica y digital.

Como objetivos el PSOE se marcan varios: la universalidad de la sanidad, la descentralización, la modernización de la atención a la salud mental con perspectiva de género, mantener la titularidad pública de los hospitales y centros de salud y la revisión del copago farmacéutico.

En materia profesional, invertir en los profesionales reforzando la formación continuada es una de las líneas que llevará a cabo el partido, desarrollando un modelo retributivo que reconozca la calidad asistencial. El grupo defiende la autonomía de gestión de los profesionales pasando por la evaluación de la acreditación periódica. Además, seguirían las indicaciones del colectivo enfermero y promoverían la incorporación de los profesionales de enfermería y de trabajo social, así como el desarrollo de nuevos roles para estos profesionales.

La continuidad asistencial también es otra de las preocupaciones de los socialistas, ya que consideran que el actual sistema no funciona de forma “óptima”, y su intención es cambiar esta tendencia reforzando la atención primaria e integrarla con hospitalaria para expandir los servicios en la comunidad.

En esta línea, otra de las propuesta es la libre movilidad de pacientes por razones laborales o vacacionales. La idea es asegurar la atención sanitaria en el ámbito del SNS sin barreras y en idénticos términos a los establecidos para todos los ciudadanos de la UE.

Promover el liderazgo de los profesionales de la salud en estos cambios de modelo y concebir la atención primaria como la puerta ordinaria de entrada al sistema sanitario, promoviendo medidas que mejoren el uso de los servicios de urgencia y reforzando también los servicios en la comunidad y domicilio son otra de las líneas de trabajo que llevaría el PSOE si accede a la Moncloa.

Por otra parte, acelerar la revolución digital y tecnológica en la sanidad es clave para el PSOE. En el borrador anuncian, entre otras medidas, su intención de desarrollar un Plan estratégico para la renovación tecnológica del SNS con criterios de eficiencia, mediante acuerdos con la industria y las CC.AA.

Subastas

En la misma línea, María José Sánchez Rubio se ha llevado el gato al agua con la inclusión de las subastas en el programa electoral, a pesar de las reticencias de Rafael Bengoa. “Desarrollaremos una política de eficiencia en el gasto farmacéutico incorporando diferentes procedimientos, entre ellos, el sistema de subasta pública para medicamentos y productos sanitarios sin patente”, indican en el documento.

Asimismo, el PSOE apostará por potenciar el uso del medicamento genérico, la actualización continua del precio de referencia y el uso de las centrales de compra.