C.M.L. Madrid | viernes, 06 de noviembre de 2015 h |

El nuevo programa de la especialidad de Farmacia Hospitalaria y Atención Primaria beneficiará a los pacientes que reciben asistencia farmacéutica mediante una colaboración más estrecha entre los dos ámbitos. Así lo creen los expertos de la mesa ‘Hacia la superespecialización: El Farmacéutico experto’, en el seno del 60 Congreso de Farmacia Hospitalaria.

Para Héctor Alonso, del servicio de farmacia del Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín, con este cambio se asegura una continuidad asistencial de calidad, “que actualmente por la complejidad de la estructura sanitaria y compartimentalización de la actividad asistencial de especializada y de AP, se hace muy difícil de coordinar”. Este nuevo programa estará listo a finales de año y permitirá al farmacéutico la posibilidad de ser “más generalista”.

En este sentido, unir conocimientos técnicos de los medicamentos con los aspectos clínicos es fundamental para Alonso, ya que junto con la experiencia clínica que el farmacéutico adquiere es posible hacer recomendaciones farmacoterapéuticas adaptadas a la situación de cada paciente.

Para Benito García, director de formación de la SEFH, la superespecialización es importante, pero también lo es la formación troncal. Actualmente, la sociedad se encuentra en plena transformación del mapa de contenidos profesionales, para adaptarlo con primaria. Sin embargo, tal y como advierte Andrés Navarro, jefe de servicio de Farmacia del Hospital General Universitario de Elche, el reto está en definir qué capacitación y en qué materia se realiza esta superespecialización y como se lleva a cabo.

Uno de los objetivos del Plan Estratégico de la SEFH es disponer de un plan de formación continuada y de capacitación ligado a competencias para determinadas áreas. De esta manera, los profesionales podrán obtener su recertificación.

Los farmacéuticos de urgencias

En este contexto, la incorporación del farmacéutico hospitalario en los equipos y unidades multidisciplinares requiere una superespecialización dada la complejidad de algunas patologías.

Es el caso de urgencias, donde el farmcéutico ha de convertirse en un “4×4”. Así toma el nombre de la ponencia que impartirá Alonso. Como explica el experto la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), por sus características reclama una especialidad propia, algo que considera fundamental para asegurar una asistencia con los mayores criterios de calidad. Y además, “esta atención en urgencias de más calidad sólobeneficiará también a los farmacéuticos que prestan asistencia en estas áreas”.

El experto considera que todo el proceso del decreto y la lucha desde Semes para su impugnación ha sido un recorrido muy largo. Sin embargo, los farmacéuticos de urgencias son nuevos en este terreno, y no se plantean hablar de especialidad como tal ni de área de capacitación específica.

La especialización oncológica

En oncología los expertos piden una mayor especialización dada por la complejidad de los tratamientos que aparecen en este campo y a la serie de roles que se han sumado al ejercicio del farmacéutico hospitalario.

Como recuerda María Josep Carreras, del servicio de Farmacia del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, en España no existe una especialización en farmacia oncológica. En el programa oficial de la especialidad el periodo de oncohematología es una rotación que no especifica su duración. Esta rotación garantiza la adquisición de unas actitudes que permiten el ejercicio básico, sin embargo, con la troncalidad se prevé que el tiempo dedicado a la formación específica se vea disminuido.

El incremento de responsabilidad de los profesionales de estas áreas exige un elevado grado de formación y colaboración con otros servicios, lo que ha llevado a la aparición de unidades de farmacia oncológica. Y por tanto, “la experiencia ha demostrado que el tiempo necesario para adquirir una formación suficiente para desempeñar el trabajo en estas unidades es demasiado extenso para ser cubierto con una rotación”, explica Carreras.

Con este panorama, existen varias iniciativas de cursos de formación para desarrollar el conocimiento promovidos por SEFH y el Grupo de Farmacia Oncológica de la SEFH (Gedefo).

Además existen programas de acreditación a nivel internacional, como la acreditación BCOP, otorgada por el Board of Pharmaceutical Specialties (BPS). Además, la SEFH está trabajando en la creación del curso en Terapia Oncológica para la acreditación en este campo, por el modelo BPS. Por ello, el nivel conseguido por estos especialistas ha motivado a la SEFH a mejorar la práctica farmacéutica hospitalaria a que considere este sistema como referente.

El Plan Estratégico de la SEFH ha definido como objetivo operativo disponer de un plan de formación continuada

La incorporación del farmacéutico en equipos multidisciplinares requiere
de una superespecialización