Proyecto Proteoma Humano/ Curso de Verano de la UCM en El Escorial

br

c. ossorio Barcelona | viernes, 26 de julio de 2013 h |

El grupo español (PPH) participante en el Proyecto Proteoma Humano comenzó su trayectoria con el objetivo de descifrar el cromosoma 19 (ver GM nº 383), ya que estaba integrado en un consorcio organizado desde Suecia. Pero, como indica Francesc Canals, que dirige el Laboratorio de Proteómica del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), al cabo de un tiempo se decidió cambiar a una organización propia (un consorcio español con 20 grupos de investigación) enfocada a caracterizar todas las proteínas que están codificadas por los 870 genes del cromosoma 16, en el que están “representadas” enfermedades como el cáncer de mama, el lupus o la obesidad.

Canals, que impartió el Curso de Verano de la Universidad Complutense de Madrid dedicado a este proyecto, matiza que toda esta iniciativa tiene dos ramas. Por un lado, la caracterización sistemática de todas las proteínas, razón por la que se han repartido los diferentes cromosomas por consorcios; y, por otro lado, la aplicación de estas herramientas para intentar encontrar nuevos biomarcadores de diagnóstico, opciones terapéuticas, etcétera. “Esta parte no puede estar centrada en cromosomas, porque no es posible, es decir, proteínas implicadas en cáncer hay prácticamente en todos los cromosomas”, aclara, y por ello en la etapa más biológica pondrán en común todas las herramientas desarrolladas. Puesto que se desconoce entre el 20 y el 30 por ciento de las proteínas humanas, y del 80 por ciento conocidas hay información muchas veces insuficiente, uno de los objetivos de este proyecto internacional es elaborar el primer “Proteinatlas” del cuerpo humano.