INNOVACIÓN/ Boehringer cuenta con 5 nuevos fármacos para los próximos años

br

La planta de Malgrat de Mar cumple 50 años sin miedo a reducir inversiones

Un antidiabético o el inhibidor directo de la trombina iluminan el futuro de BI

| 2010-06-18T16:29:00+02:00 h |

C. Ossorio

Barcelona

La compañía farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim mantendrá su nivel de inversión de 7 millones de euros anuales en activo fijo en su planta química de Malgrat de Mar (Barcelona), instalación que acaba de cumplir 50 años. Así lo aseguró Manuel García Garrido, director general del laboratorio en España, durante el acto de celebración de este aniversario, si bien matizó que “se están evaluando las consecuencias para la compañía” de los recortes del precio de los medicamentos estipulados por el Gobierno.

Nuevos productos

Christian Boehringer, presidente de la Junta de Socios y miembro de la cuarta generación de la familia fundadora de esta compañía, subrayó la necesidad de desarrollar fármacos aporten innovación.

Por ello celebró que Boehringer tiene cinco nuevos productos para lanzar en los próximos dos años con un nivel muy alto de innovación. Entre ellos se encuentran el anticoagulante oral dabigatrán etexilato (Pradaxa) para prevención del ictus en fibrilación auricular; Ondero, para el tratamiento de la diabetes tipo II; o Flibanserina, que aborda la disminución en el deseo sexual femenino.

Además, el presidente del comité de accionistas destacó que Boehringer destinó en el último año una partida de 1,8 millones de euros en España dirigida a la formación de sus empleados. “Invertimos en formación por encima del promedio de la industria en España”, detalló García Garrido.

La planta química de Malgrat de Mar se inauguró en 1960 bajo el nombre de Laboratorios Fher. Centrada en la producción de sustancias activas, esta planta se ha convertido en uno de los cinco centros internacionales y estratégicos que la compañía tiene en el mundo y exporta a más de 25 países. Dos de los “productos estrella” de la compañía, dipiridamol (Persantin) y telmisartán (Micardis) ocupan gran parte de la producción de esta planta. Se estima que, de los nuevos productos, podrían fabricarse allí productos intermedios de Pradaxa.