J.P.R. Madrid | viernes, 18 de septiembre de 2015 h |

El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, subrayó en el Congreso de los Diputados que el Plan de la Hepatitis C “va a buen ritmo”. A pesar de este balance positivo, anunció que requerirá una actualización ante la introducción en el mercado de medicamentos nuevos, que “van a permitir seguir priorizando el acceso a un mayor número de personas”.

El plan había previsto para este año la atención de 52.000 pacientes. En lo que va desde su puesta en marcha ya se ha atendido a la mitad. “Se está dando una respuesta eficaz, pero aún se puede profundizar más”, añadió.

Ante la entrada de nuevos medicamentos al mercado, el ministro destacó que continuará “actuando en el sistema de precios y en la compra centralizada”, lo que ha servido para generar un ahorro de 5.000 millones de euros en lo que va de legislatura. “Ser eficientes es lo que nos permite afrontar retos como el de la Hepatitis C”.

El ministro planteó los próximos retos de su departamento para los próximos meses. Entre ellos la troncalidad y la equivalencia de categorías. Alonso también insistió en que continuará avanzando en sanidad digital, “con la extensión de la receta electrónica y la historia clínica digital”.

Los grupos de la oposición lamentaron la supresión definitiva del Fondo de Cohesión sanitaria de los Presupuestos Generales del Estado. La portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso, Conxita Tarruella, subrayó que la eliminación de esta partida significa “700 millones de euros menos para Cataluña”. Su homólogo en el Grupo Socialista, José Martínez Olmos, señaló que esta medida supone “una bomba de relojería para la coordinación interna del SNS y para la movilidad de los pacientes”.