57º Congreso Nacional de Farmacia Hospitalaria

br

E.M.C. Madrid | viernes, 26 de octubre de 2012 h |

Los farmacéuticos hospitalarios buscan su espacio en el nuevo modelo sanitario que sitúa al paciente crónico en el punto de mira del sistema. Tanto es así que en el 57 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, celebrado recientemente en Bilbao, la SEFH presentó las líneas de su Plan Estratégico de Atención Farmacéutica al Paciente Crónico, un programa que parte de la base de que el 60 por ciento de los ingresos en el área de Medicina Interna de los centros corresponde a personas con este perfil.

Pacientes pluripatológicos y polimedicados frecuentemente de edad avanzada que suman, además, dependencia funcional o cognitiva y necesidades de tipo social, según explicó el presidente de la sociedad científica, José Luis Poveda, en la rueda de prensa de presentación del congreso, recogida por Europa Press.

En su opinión, tras muchos años de superespecialización, los servicios de farmacia hospitalaria deben reorientar su labor con un enfoque centrado en el paciente y estrechando la coordinación con otros profesionales (internistas, médicos de familia, personal de enfermería y farmacia comunitaria). Los cambios en el perfil del enfermo y la necesidad de optimizar los recursos son, según el presidente, factores que obligan a diseñar este nuevo modelo en el que la figura del farmacéutico especialista cobra más relevancia que nunca.

El plan estratégico de la sociedad tratará de dar respuesta a sus necesidades, expuso María Isabel Genua, responsable técnico del plan, que hizo hincapié en que el objetivo es mejorar la calidad de vida de estas personas, evitando en la medida de los posible los problemas causados por un uso inadecuado de los medicamentos.

Las líneas estratégicas van dirigidas a redefinir el modelo de atención farmacéutica que requieren, así como garantizar la continuidad de sus cuidados al alta hospitalaria, indicó. Pero sin pasar por alto que para lograrlo se exige un gran esfuerzo a los profesionales, fundamentalmente en la formación, tanto a nivel pregrado como en el programa de especialización.

En este sentido, Bernardo Santos, ponente de una de las mesas del congreso sobre atención farmacéutica, destacó que el incremento de los pacientes crónicos hace necesario adoptar un enfoque generalista, lo que obliga a los profesionales a “saber de muchas patologías y de todos los medicamentos del arsenal, a hacer una farmacoterapia general”, aseguró.

Asimismo, en opinión de la responsable técnica, el plan reconoce el papel del farmacéutico en la conciliación de tratamientos durante el proceso, así como en la simplificación terapéutica y en el uso de fármacos en situaciones especiales. De este modo, además de contribuir a la seguridad clínica, contribuyen a la prevención de síndromes geriátricos, que inciden en la calidad de vida del paciente.

Ante estos nuevos retos, los expertos consideran que es más importante que nunca contar con una historia clínica centralizada, que facilitaría la toma de decisiones con un conocimiento integral del paciente para evitar errores asistenciales.

Una idea que hace suya Olga Delgado, jefe del Servicio de Farmacia Hospitalaria del Son Espases, que participó en otra de las mesas del Congreso en la que se puso de manifiesto la falta de visibilidad de los farmacéuticos hospitalarios, cuya labor es reconocida en el centro, pero no en la población.

A su parecer, a día de hoy no existen herramientas técnicas que faciliten la historia clínica única. Delgado subrayó que la organización sanitaria tampoco es favorable a la integración, por la propia separación de niveles asistenciales, realidad que impide realizar un enfoque único y que multiplica por 17 esta limitación, tantas como comunidades autónomas.

El camino es adoptar un enfoque generalista, conocer todos los medicamentos

Los profesionales reconocen la falta de visibilidad de su labor en la sociedad