Rocío chiva Madrid | viernes, 06 de marzo de 2015 h |

Los melanomas asociados a nevus, es decir, que se desarrollan a partir de uno de estos lunares o junto a ellos, tienen un mejor pronóstico que los melanomas que no aparecen asociados a nevus, según un estudio del Instituto Valenciano de Oncología (IVO) presentado durante el 12º Simposio de Primavera de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV), celebrado en Valencia entre el 5 y el 8 de marzo.

El estudio, que ha contado con una muestra de 1.021 pacientes, nació con el objetivo de “definir las características y establecer las diferencias existentes entre los melanomas que se presentan sin estar asociados a nevus respecto a los que sí se asocian”, ha señalado Eduardo Nagore, jefe clínico del Servicio de Dermatología Médico Qirúrgica del IVO, quien ha destacado que este ensayo clínico también ha definido las características asociadas a cada tipo de nevus.

En cuanto al porqué de este mejor pronóstico en melanomas asociados a estos lunares, Nagore señala que muy probablemente ello ocurra porque “tienen características menos agresivas ya que estos nevus, por ejemplo, poseen menor grosor y están menos ulcerados”.

Además, la investigación también ha profundizado en la prevalencia de este tipo de melanomas asociados a nevus, concluyendo que son más frecuentes en gente joven y que es más común encontrarlos localizados en el tronco. Además, Nagore ha apuntado también que “los melanomas que se presentan junto a un nevus de tipo displásico son más frecuentes en mujeres”.

Una de las conclusiones importantes del estudio es que este tipo de lesiones se presentan más habitualmente en gente que tiene muchos lunares, una conclusión que podría parecer obvia en un primer momento, pero sobre la que no se tenían datos hasta el momento. Asimismo, el estudio también subraya la correlación existente entre la aparición de melanoma asociado a nevus y las quemaduras en estos lunares, un dato del que se deriva la natural recomendación a estos pacientes de que “se protejan estas zonas todavía más que otras partes del cuerpo”, ha incidido el jefe clínico del Servicio de Dermatología Médico Quirúrgica del IVO.

En el estudio, también se señala la mayor presencia de melanoma asociado a nevus en pacientes con piel clara y polimorfismos en el gen de la melanocortina, MCR1, que determina la pigmentación de la persona.

Otros estudios

Siguiendo la guía de consenso alemana en el tratamiento del melanoma, durante el Congreso se defendió también el uso de pocas pruebas radiológicas para el diagnóstico inicial del melanoma y su estadificación, una estrategia que ya se utiliza también en Inglaterra y Estados Unidos.

En cuanto a investigación, se han revisado sobre todo estudios ya presentados en el último Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), celebrado en Madrid, en los que se destaca la eficacia de inmunoterapia con PDL-1 incluso en pacientes que han fracasado a tratamientos previos o la mejora en supervivencia con la adición de inhibidores de MEK a los inhibidores de BRAF. Asimismo, también se han presentado los últimos ensayos clínicos en tratamientos para la psoriasis y las últimas novedades en dermatoscopia.

Sin olvidar tampoco el repaso de técnicas mucho más habituales en la práctica clínica de los dermatólogos como son la crioterapia o la electrocirugía.