Wikicomem/ El asesor jurídico del colegio defiende a la presidenta

br

S.P. Madrid | viernes, 18 de octubre de 2013 h |

Continúa el pulso judicial del compromisario Guillermo Sierra contra la presidenta del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), Sonia López Arribas. El juzgado de Instrucción número 11 ha admitido a trámite el recurso de Sierra después de que se archivara su denuncia contra López Arribas el pasado 9 de septiembre.

En este nuevo auto para el inicio de las diligencias previas, el delito que se investiga es la prevaricación administrativa y malversación, cuando la denuncia que presentó Sierra en mayo hacía referencia a corrupción entre particulares. En su recurso, Mora alegó que la Asamblea de Compromisarios de fecha 12 de diciembre de 2012 acordó rechazar los presupuestos presentados “entre otras causas por no aceptarse la existencia de un director general, negándose a consignar partida presupuestaria a ese objeto, y prorrogándose los presupuestos de 2012, que carecen de esta previsión”, por lo que entiende que la contratación y la retribución del ex director general y ex asesor de la Junta Directiva del colegio, Antonio Mora, son contrarios a derecho.

Como paso previo, Sierra había solicitado la información económica relativa a este ejercicio, en la que se incluían los gastos de representación, una reclamación que denegó la presidenta.

Fuentes cercanas al colegio han llamado la atención de que el asesor jurídico del Icomem, Carlos Hernández, defienda personalmente a la presidenta frente a la denuncia de otro miembro de la institución, en este caso un compromisario.

Se pospone la Asamblea

La elección de los miembros de la nueva Asamblea de Compromisarios ha quedado pospuesta hasta el 16 de diciembre, cuando comenzará de nuevo el proceso. “Como consecuencia de un error producido entre las empresas proveedoras de los sobres y del servicio de embuchado del envío de la documentación electoral, detectado durante la pasada semana, se ha privado a 79 colegiados de su derecho a voto”, justificó la Junta Directiva en un comunicado el pasado lunes

Antes de la suspensión temporal, Sierra y el presidente de la Comisión de Estomatología del Icomem, Julio González Iglesias, acusaron a la institución de aceptar votos que no habían llegado por correo certificado, en contra de los estatutos.

Ambos colegiados expresaban en sendas misivas dirigidas al secretario, Emilio Villa, la necesidad de suspender la votación y amenazaron con impugnar el proceso si no se paralizaba.