GM Madrid | viernes, 13 de noviembre de 2015 h |

El Hospital Universitario La Paz, en Madrid, ha sido el centro elegido para albergar el 1º Encuentro Nacional de Radiólogas, organizado por la Sociedad Española de Radiología Médica, entre otras instituciones. La reunión se centró sobre todo en cinco mesas, cada una de las cuales versó sobre un tema diferente: gestión hospitalaria, gestión de los servicios de radiología, subespecialidades en radiología y filiales, formación e investigación y, ya por último, panel futuro de la radiología y próximos pasos.

De la moderación de esta última mesa se ha encargado Gloria Gómez, jefa del Servicio de Radiología del Hospital Niño Jesús de Madrid y responsable de asuntos profesionales de Seram, que ha señalado como uno de los principales retos de futuro “la transposición de la Nueva Directiva Euratom 59/2013 a partir de Febrero de 2018”. Esta directiva supone informar al paciente sobre la dosis de radiación a recibir, que también debe además quedar reflejada en su historia correspondiente.

Gómez también ha subrayado la importancia de que en el futuro la gestión integrada de procesos se haga de manera multidisciplinar y que se centre en el paciente, con protocolos adaptados tal y como ya se hace en patologías como el ictus, la epilepsia, el cáncer de mama, el cáncer de colon o el cáncer de pulmón, entre otras.

Superespecialización

Otro de los retos de futuro que ha querido recalcar Gómez en el encuentro es el papel que juega la especialización en el futuro de la radiología. “La superespecialización es necesaria en todas las actividades radiológicas”, ha enfatizado esta profesional, quien ha destacado también que “la fuerza de la imagen, ya sea diagnóstica o terapéutica, obliga a trabajar en áreas específicas para sacar rendimiento y optimización a la tecnología que se usa”. Una superespecialización que obliga a la derivación de pacientes más complejos de hospitales pequeños a otros centros para un “diagnóstico más exhaustivo”.

Por su parte, Teresa Gómez, jefa del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital General Universitario de Ciudad Real, recordó la importancia de “la investigación, la formación de los profesionales y la resolución de los equipos de radiodiagnóstico” para el futuro y el desarrollo de esta especialidad.