| viernes, 11 de diciembre de 2015 h |

El Gobierno vasco (en la imagen el consejero de Sanidad, Jon Darpón) ha aprobado una partida de 7,1 millones de euros, ampliables en función de las necesidades, para compensar a personas con escasos recursos económicos afectadas por el encarecimiento de los medicamentos, derivado del nuevo sistema de copago impulsado en 2012 por el Ejecutivo central.

De esta forma, País Vasco se convierte, por tercer año consecutivo, en la única comunidad autónoma que ofrece estas ayudas.Esta partida servirá para atender a las solicitudes que se resenten a partir del 1 de febrero.