Presupuestos/ Murcia, Extremadura, Comunidad de Madrid y Canarias concentran los mayores recortes en el gasto en personal sanitario

br

Esther Martín del Campo Madrid | viernes, 13 de enero de 2012 h |

Las comunidades autónomas dedicarán este año una media de un 1,2 por ciento menos al gasto en recursos humanos (RR HH) en sanidad. El capítulo con más peso en las cuentas regionales sanitarias no logra escapar, en ocasiones es incluso una de las partidas más afectadas, del intenso ajuste en el gasto público en el que se afanan los responsables políticos autonómicos, ahora capitaneados por el ejecutivo popular.

En esta semana, además, el Consejo de Política Fiscal y Financiera se reúne para perfilar los mecanismos para conseguir una mayor disciplina que permita que las comunidades cumplan con los objetivos de déficit público comprometidos (ver GM, nº404). Eso sí, de las conversaciones previas mantenidas la semana pasada por el nuevo ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y los consejeros del ramo no ha trascendido ninguna novedad sobre la idea del ministro de Economía y Competitividad , Luis de Guindos, de establecer mecanismos de control presupuestario del gobierno central.

A falta de definir estas directrices, lo que es ya una realidad es que las cifras aprobadas por los parlamentos regionales para este año recogen importantes ajustes que afectarán, si es que todavía no lo han hecho, a los profesionales del Sistema Nacional de Salud.

Cifras en negativo

En materia de recursos humanos, las partidas de Murcia y Extremadura son las que han sufrido una mayor caída. En Murcia, el gasto en personal del servicio regional de salud apenas supera los mil millones de euros, con una rebaja cifrada en 94 millones, lo que supone un recorte del 8,5 por ciento. Cifra parecida a la de Extremadura, donde el capítulo 1 del SES rondará los 797,5 millones de euros, un 7,8 por ciento menos que en 2011.

La partida de personal de los presupuestos de Canarias y la Comunidad de Madrid también está en negativo. En Canarias, el presupuesto de RR HH baja un 3,9 por ciento con respecto al año pasado. El discreto aumento en el presupuesto de esta consejería, en línea también con el de la Comunidad de Madrid donde crece un 0,7 por ciento, tampoco se refleja en el gasto de personal, para el que está previsto destinar un 3,6 por ciento menos que en 2011, un total de 2.949 millones de euros. Ambas regiones acumulan recortes en estos dos últimos años.

Por otra parte, las nuevas medidas de ajuste anunciadas en la Comunidad Valenciana, que plantean un ahorro de más de 57 millones de euros en el capítulo de personal sanitario, sitúan a esta comunidad en la franja de las regiones que han reducido su presupuesto en RR HH por encima de la media, que marca la citada rebaja del 1,2. Una media a la que sí se aproximan los recortes de Baleares y La Rioja, donde caen un 0,9 y un 1,1 por ciento.

Sin variaciones en este año sobre el papel estarían las cuentas prorrogadas de Castilla y León y Castilla-La Mancha, aunque en esta última, su presidenta regional, Mª Dolores de Cospedal, ha lanzado su conocido Plan de Garantías de Servicios Sociales Básicos que contempla un ahorro en Sanidad de 834 millones de euros. Aunque el personal del Sescam se libra de la rebaja del 3 por ciento en su nómina que sufrirán el resto de los trabajadores públicos de la región, Cospedal ya ha anunciado que eliminará las convocatorias de empleo público y suprimirá puestos de interino y personal eventual, así como altos cargos y retribuciones extraordinarias.

Un camino parecido al que parece que seguirán los trabajadores de la sanidad catalana. El desglose de las cuentas del departamento de Salut se conocerá a finales de este mes y no se sabe aún si los trabajadores del ICS tendrán recortes adicionales a los 45 millones de euros de finales de 2011.

Más recursos

A diferencia de estas comunidades, la convocatoria de elecciones en Andalucía retrasa el espejismo de los ajustes presupuestarios. El mejor ejemplo es la partida destinada al personal sanitario en esta comunidad, que se sitúa en 4.315 millones de euros, y representa un aumento del 4,2 por ciento con respecto a las cantidades presupuestadas en 2011, a pesar de que las cuentas de la consejería simplemente se mantienen. Con ello, la comunidad vuelve a la cifra de gasto en RR HH de 2010.

La inversión en este capítulo también crece discretamente en Navarra, Galicia y País Vasco, a pesar de unos presupuestos sanitarios con signo negativo. Mientras Cantabria y Asturias, por su parte, hacen crecer ambas partidas, pese a la tónica general de recortes en sus cuentas regionales.

Las fórmulas para acometer estos nuevos ajustes que todavía no estén en marcha se verán en breve. De entrada, Comisiones Obreras recoge en su análisis sobre los presupuestos sanitarios de 2012 las medidas más recurrentes. Seis comunidades autónomas ya han anunciado el cierre de unidades asistenciales o modificaciones en el modelo, además de restricciones en la representación sindical. Cuatro de ellas han eliminado la oferta de empleo público, suspendido la carrera profesional o reducido la contratación de personal interino, por citar solo algunos ejemplos. Según la información recopilada por el sindicato, Cataluña es la región que acumula más recortes, con un total de 18 medidas hasta la fecha. Le sigue Castilla-La Mancha, con 12 iniciativas, y la Comunidad de Madrid, con nueve actuaciones en este sentido. Por ahora, según CC.OO,. solo se libran de recortes Cantabria, La Rioja y Extremadura, y, en el momento de cerrar el análisis, también Castilla y León.