P. Pascual Oviedo | viernes, 15 de junio de 2012 h |

La primera edición de los premios BIC en Dermatología, celebrada en 2011, llevó el galardón al Servicio del Hospital Universitario de Fuenlabrada, dirigido por el doctor Jesús Borbujo, que estuvo presente en el pasado congreso de la AEDV celebrado en el palacio de congresos de Oviedo.

En la presentación de la segunda edición de los premios, el doctor Borbujo mostró su satisfacción por la consecución del premio en 2011: “Un reconocimiento al trabajo de varios años en la labor habitual del servicio. Para nosotros fue interesante participar, exponer lo que hacemos y fue un placer obtener el reconocimiento”.

En el primer año, con los BIC en dermatología recién nacidos y aún poco conocida su existencia, el impulso para presentar la candidatura del hospital de Fuenlabrada llegó “por imposición”, comentó con humor el doctor Borbujo, ya que “fue la dirección del hospital la que nos indicó que nos presentásemos”.

Las características que llevaron al Hospital de Fuenlabrada a su reconocimiento se basan, a juicio del jefe del Servicio de Dermatología, en que se trabaja mucho con métodos de gestión nuevos. “Trabajamos mucho en equipo, tenemos delegaciones de competencias con enfermería y con diferentes estamentos y trabajamos mucho en interrelación con otros departamentos. Creo que es lo que más nos ha llevado al premio”.

El aspecto más positivo que se encontró el hospital ganador fue “poder confrontar tus experiencias con las de otros”, explicó el doctor Borbujo, que no duda en animar a otros compañeros a presentar su candidatura porque “ves si realmente estás al día o si merece la pena mejorar en algunas áreas que quizás nunca has pensado que podías mejorar”. Y no hay que quedarse en la edición del año, sino que “hay que intentar para el año siguiente mejorar esas contestaciones. Realmente es muy interesante”.