| jueves, 09 de mayo de 2013 h |

Un equipo de científicos del Instituto de Investigación Sanitaria Puerta de Hierro lidera el estudio clínico Pesapro, de prevención del parto pretérmino en mujeres de riesgo identificadas por ecografía: evaluación de dos estrategias terapéuticas. El estudio, en el que participan 15 hospitales de territorio nacional, pretende evaluar la eficacia y comparar dos estrategias terapéuticas, pesario cervical y progesterona vaginal, técnicas que han demostrado ambas disminuir el riesgo de parto prematuro en mujeres de riesgo. El parto prematuro es considerado como el principal problema de la obstetricia moderna ya que es responsable de más del 50 por ciento de la mortalidad neonatal, de una gran proporción de morbilidad infantil tanto a corto como a largo plazo además de ser la causa de importantes gastos económicos a nivel sanitario. Su prevención es por tanto un asunto de relevante interés ya que se trata de una estrategia fundamental para disminuir la morbimortalidad perinatal en los países desarrollados además de economizar recursos en tiempos de carencia de los mismos.

Para llevar a cabo esta investigación, se seleccionará a las gestantes con riesgo de presentar un parto prematuro mediante ecografía vaginal en el segundo trimestre. Aquellas que acepten participar serán asignadas de manera aleatoria a uno de los dos grupos de tratamiento activo: administración diaria de progesterona vaginal o colocación de un pesario cervical de silicona. Ambas estrategias terapéuticas han demostrado su validez para reducirla incidencia de parto prematuro pero aún hoy en día no han sido comparadas entre sí. El estudio PESAPRO tiene por tanto como objetivo despejar dudas sobre el potencial beneficio de ambos tratamientos y establecer unas

recomendaciones de uso en la práctica asistencial basadas en datos obtenidos en ensayos clínicos controlados.

El ensayo clínico fue aprobado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios y los Comités de Ética de Investigación Clínica y se inició en septiembre de 2012 en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda. Se necesita un periodo de tres años y es necesario contar con la participación de pacientes de toda España. El proyecto está financiado por fondos públicos.Este proyecto de investigación obtuvo una doble financiación del Ministerio de Sanidad: primero en la convocatoria del año 2011 para investigación independiente en la prioridad “Estudios para evaluar la calidad de utilización de medicamentos con alto impacto para el SNS y las estrategias de intervención dirigidas a conseguir la mejora de su empleo”, y después en el año 2012 a través de la convocatoria de “Proyectos de Investigación en Salud”.