investigación/ La UAM publica nuevas evidencias sobre sus efectos en la edad adulta

br

Redacción Barcelona | viernes, 09 de marzo de 2012 h |

Son numerosas las investigaciones que analizan los perjuicios del estrés prenatal en la salud del bebé, y un equipo del Departamento de Pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) aporta nuevas evidencias a largo plazo en este campo.

En concreto, han comprobado en ratas que el estrés prenatal modifica las respuestas plásticas del cerebro adulto, incluyendo el eje hipocampo-hipotálamo-hipofisoadrenal (HHH) que participa en el control neuroendocrino de la ingesta y el metabolismo en la vida adulta.

El estudio, publicado en PLoS ONE, y en el que también han participado investigadores del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús y el Instituto Cajal del CSIC, apunta a que probablemente es debido al aumento de los glucocorticoides circulantes, hecho conocido como “programación fetal”, y según la cual los acontecimientos que se producen durante la gestación pueden afectar la salud del individuo a largo plazo.

Durante esta investigación descubrieron el mecanismo por el cual en ratas macho adultas estresadas prenatalmente se evidencian menores índices de muerte celular y de proliferación, tanto en el hipocampo, como en el hipotálamo y en la hipófisis.

“Los glucocorticoides tienen un fuerte impacto en la programación fetal, siendo el cerebro especialmente sensible a este fenómeno. Dependiendo de la magnitud, la duración y/o la intensidad del estrés, tienen lugar efectos diferentes en el Sistema Nervioso Central”, explican los investigadores.

Además, esta ralentización de la velocidad del recambio celular podría resultar en una mayor vulnerabilidad a desequilibrios metabólicos o a otras enfermedades.

El trabajo forma parte de la Tesis Doctoral de Eva Baquedano, codirigida por Laura Mª Frago y Jesús Argente en el Departamento de Pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid.