recortes/ Los sindicatos madrileños rechazan la propuesta de jubilación obligatoria

br

REDACCIÓN Madrid | viernes, 22 de febrero de 2013 h |

Aunque los representantes del colectivo médico no estarán presentes en la manifestación nacional contra los recortes convocada este sábado en Madrid —tras el acuerdo firmado entre el Foro de la Profesión y el Ministerio de Sanidad (ver GM, nº 455)—, el conflicto entre facultativos y Administración sigue abierto en esta comunidad. Las posiciones “antagónicas” sobre la externalización de la gestión de hospitales y centros de salud y la inminente aprobación de un Plan de Recursos Humanos —probablemente la próxima semana— que no convence a los sanitarios son las causas fundamentales de la parálisis de las negociaciones en la mesa sectorial que tanto los sindicatos médico y enfermero, Amyts y Satse, como el Comité Coordinador Profesional han intentado desbloquear presentando propuestas alternativas.

El primero ha registrado en la Consejería de Sanidad un documento que aboga por mantener la titularidad pública de los centros sanitarios y de la relación estatutaria de los profesionales a cambio de que estos estén “plenamente implicados” en la gestión, profesionalizando esta función de forma que el personal adecuadamente formado se pueda hacer cargo de la misma. Así, el ahorro obtenido por esta nueva fórmula organizativa, se reinvertiría en el propio centro, según Amyts.

En la misma línea, el Comité ha insistido en la implantación de las unidades de gestión clínica como alternativa a la externalización pues la capacidad de decisión de los equipos sobre inversiones, tecnologías y organización de recursos humanos formentará, en su opinión, el mejor uso de los equipos diagnósticos y de los procedimientos terapéuticos. Un sistema de información que aumente la transparencia y una Agencia de Calidad y Eficiencia Asistencia son otras de las ideas que estos profesionales han enviado a Sanidad sin haber obtenido ninguna respuesta por el momento.

Sí ha hecho alusión a estos planteamientos el presidente del Gobierno regional, Ignacio González, asegurando que, “por supuesto”, la externalización seguirá adelante aunque se mantenga el diálogo con los profesionales, mientras que la viceconsejera de Sanidad Patricia Flores, ha aclarado que las medidas que necesita la comunidad para la sostenibilidad del sistema tienen que ser aplicables este mismo año y frente a las que los médicos proponen, que son “a largo plazo”.

La aplicación del aumento de la jornada laboral a 37,5 horas semanales —integrando las guardias dentro de la ordinaria— también sigue siendo objeto de controversia, ya que a los recursos que tiene previsto presentar Amyts se ha sumado el anunciado por el Colegio de Médicos de Madrid, que ha advertido de una pérdida de calidad asistencial pues durante estas horas extra sólo se atienden casos urgentes y no se realizan las consultas, pruebas u operaciones habituales. Por otra parte, el Plan de Recursos Humanos de la consejería contempla que sólo el 30 por ciento de los médicos de 65 años podrá prorrogar su jubilación hasta los 70, punto que también han rechazado los sindicatos que defienden que todo el personal capacitado que lo desee pueda continuar en activo. De hecho, CSIT-UP ha solicitado a la Administración el listado de profesionales que se han jubilado en 2012 y de los que previsiblemente lo harán en el periodo 2013-2016, atendiendo a sus categorías, especialidades y centros de trabajo, documento que la Dirección General se ha comprometido a entregar en un “breve periodo de tiempo”.

Mientras tanto, a las protestas que mantienen los médicos andaluces se han sumado esta semana los valencianos que, convocados por la Plataforma que agrupa a todos los sindicatos de la comunidad, se han manifestado en las puertas de sus centros de trabajo y CESM ha denunciado la existencia de los “contratos basura” para cubrir las guardias “cinco años después de haber firmado un acuerdo para que no existieran.