Premios BiC
Medida/ La oposición, pacientes y SEFH rechazan la medida

br

C.R / A.C / D.S Madrid | viernes, 20 de septiembre de 2013 h |

Las comunidades autónomas disponían, al cierre de esta edición, de diez días para aplicar el copago farmacéutico en los hospitales, un margen aparentemente escaso para resolver las dudas que ha suscitado esta medida y que permite prever un nuevo caos de aplicación, similar al que se vaticinaba para el copago en las farmacias.

La resolución que aplicará el copago a los medicamentos dispensados de manera ambulatoria en los hospitales, se publicaba en el BOE un día después de la comparecencia de Ana Mato en el Congreso. Algo que ha generado un rechazo frontal entre los pacientes, los profesionales y los partidos de la oposición.

La ministra vinculaba la semana pasada en el Congreso este esfuerzo solicitado a pacientes e industria a las “3.700 toneladas de medicamentos” que acababan en un punto Sigre. Pero, aunque es posible hablar de un ‘efecto acopio’ asociado a la utilización del canal farmacia, no lo es en el caso del hospital. El presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, José Luis Poveda, insiste en ello. Para él, los fármacos que se entregan de manera ambulatoria en el hospital “son necesarios y el paciente no tiene posibilidades de hacer acopio de ellos”.

Interrogantes

Los fármacos afectados serán todos de aportación reducida, con un máximo de 4,20 euros. Sobre la aportación que corresponda a la dispensación del envase completo se calculará la proporción que corresponda a la medicación dispensada. Queda la duda de cómo se calculará ese tope y la variabilidad entre las CC.AA. que esto generará. En cuanto al tipo de fármacos afectados, destinados para patologías graves, Poveda alerta de que el copago podría derivar en un problema de salud pública, al privar a los pacientes de su adquisición.