Piden que el gobierno acometa de una vez por todas la reforma estructural del sistema

br

| jueves, 19 de julio de 2012 h |

El comité ejecutivo de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), reunido ayer en Madrid, ha manifestado su rechazo a los últimos recortes de los empleados públicos, que afectarán a los cerca de 140.000 médicos que trabajan para el Sistema Nacional de Salud.

Durante la reunión, también se ha dado el visto bueno a las propuestas llegadas desde varios sindicatos autonómicos, que han reclamado que CESM se solidarice y apoye cuantas movilizaciones tengan lugar para protestar contra una medida que los médicos, en particular, consideran del todo injusta y muy poco efectiva mientras el Gobierno no acometa la verdadera reforma pendiente, que es la del hipertrofiado aparato político del Estado.

En su opinión, el Gobierno debe priorizar el destino de los escasos recursos presupuestarios, y la sanidad es uno de los sectores en los que es preciso mantener estabilidad presupuestaria, por la repercusión de los recortes en la calidad asistencial.

CESM se muestra preocupado por el desgaste de los profesionales, y también por el futuro de los compañeros más jóvenes. Según cita el comunicado, es imprescindible que los MIR tengan asegurada un salida laboral al finalizar la formación para no hipotecar el futuro sanitario de nuestro país.