Oncología

br

redacción Madrid | viernes, 11 de octubre de 2013 h |

El grupo de investigación en División Celular y Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha descubierto un nuevo mecanismo de división celular regulado por la proteína Greatwall.

A partir del primer modelo genético de ratón (anteriormente estos estudios solo se habían realizado en la mosca Drosophila melanogaster y en otros organimos invertebrados), estos investigadores han comprobado que las células que carecen de esta proteína no son capaces de dividirse de manera correcta, ya que el ADN celular no adquiere la estructura adecuada en el momento de la división, por lo que las células colapsan e interrumpen el proceso de división.

Una de las ventajas de esta proteína, y que la diferencia de otras, es que Greatwall actúa bloqueando la función de la proteína fosfatasa PP2A, un supresor tumoral alterado frecuentemente en humanos y capaz de inhibir muchas de las rutas moleculares oncogénicas involucradas en el desarrollo del cáncer. De ahí que la inhibición de esta molécula sea capaz, por un lado, de frenar la división celular y, por otro, de reactivar el supresor tumoral PP2A.

Ahora, los retos están en desarrollar compuestos capaces de inhibir esta proteína y en averiguar en qué tumores sería beneficioso hacerlo, aspectos en los que el CNIO ya está trabajando.