INVESTIGACIÓN/ El estudio puede tener implicaciones en la formación de metástasis

br

redacción Barcelona | viernes, 24 de mayo de 2013 h |

Los neutrófilos que diariamente “descarta” el organismo tienen una función, y es reubicar a las células madre en el cuerpo, según publican en la revista Cell.

Así lo ha descubierto el equipo del CNIC coordinado por Andrés Hidalgo, del Departamento de Epidemiología, Aterosclerosis e Imagen Cardiovascular liderado por el cardiólogo Valentín Fuster.

En concreto, han descrito un mecanismo por el cual la eliminación fisiológica de neutrófilos altera la médula ósea y produce la salida de células madre al torrente sanguíneo, que revela una “sorprendente” coordinación de dos sistemas fundamentales, el inmune y el hematopoyético. La estudiante de doctorado María Casanova, de la Universidad Autónoma de Madrid, descubrió que al introducir un número extra de neutrófilos apoptóticos en la circulación de ratones se producía un incremento de las células madre hematopoyéticas.

Como indica Hidalgo,de este trabajo se desprenden dos preguntas clave: cuál es el papel de estas células expulsadas de la médula ósea, y cómo la eliminación de neutrófilos puede afectar a otras poblaciones importantes de células troncales (por ejemplo, las que producen tumores). De esta forma, el estudio podría tener implicación en la formación de metástasis.