GM Madrid | viernes, 11 de diciembre de 2015 h |

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clínico San Carlos de la Comunidad de Madrid ha incorporado una gammacámara Spect-Tac, dotada de las últimas aplicaciones en este tipo de tecnología. Este aparato aporta una mejor calidad de las imágenes en el estudio del cuerpo humano, lo que facilita, por tanto, la precisión en el diagnóstico de las patologías. Permite también realizar las pruebas diagnósticas en menos tiempo y reduce la dosis de isótopos que se administra a los pacientes.

Gracias a la combinación de la tecnología Spect-Tac, la nueva cámara permite obtener la anatomía del órgano estudiado, la función que realiza y sus posibles anomalías. Por otro lado, destaca también su capacidad de adaptación automática al contorno del cuerpo, minimizando la distancia ente el enfermo y los detectores. De este modo, se consigue una mejor resolución de las imágenes.

Numerosos estudios

Los pacientes que deben ser sometidos a gammagrafías reciben a través de una inyección y por vía intravenosa radiofármacos (isótopos radiactivos), que son captados por los tejidos del cuerpo de forma selectiva y de cuya observación se obtiene información de las posibles disfunciones. La gammacámara puede realizar estudios en casi todos los órganos del cuerpo, pero algunos de los más significativos por su importancia diagnóstica son los estudios de perfusión miocárdica, la gammagrafía ósea, la biopsia selectiva radioguiada del ganglio centinela, la gammagrafía pulmonar de ventilación perfusión, los estudios de glándulas endocrinas y los estudios oncológicos.

Con esta reciente adquisición, el Servicio de Medicina Nuclear del Hospital Clínico San Carlos dispone ya con cuatro gammacámaras (dos de ellas Spect y otras dos Spect-Tac) más una gammacámara portátil y también un Pet-Tac. De este modo, en el citado servicio se realizan cada año un total de 12.000 pruebas diagnósticas, entre las cuales destacan los más de 4.000 Pet.