TERAPIA CELULAR/ 22ª REUNIÓN ANUAL DE LOS BANCOS DE OJOS EUROPEOS

br

Comenzará en el primer trimestre de 2010 y ya hay 15 pacientes seleccionados
| 2010-01-22T14:31:00+01:00 h |

C. Ossorio

Barcelona

La técnica con terapia celular sobre la superficie ocular es aún futuro en España, si bien está consolidada en centros de Japón, Estados Unidos y algunos países europeos.

Se trata de un método que el Hospital Clínic de Barcelona tratará de implantar en nuestro país mediante un estudio piloto que comenzará durante el primer trimestre de este año, en colaboración con la Clínica Barraquer y el Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona. Tan sólo están a la espera de que la Agencia Española del Medicamento (Aemps) autorice esta terapia, pues ya tienen seleccionados los 15 pacientes (cinco de cada centro) que serán sometidos a este tratamiento durante un año.

Como explicó Ricardo Casaroli, oftalmólogo del Hospital Clínic y de la Trasplant Service Foundation (TSF), durante la 22ª Reunión de la Asociación Europea de Bancos de Ojos, esta técnica abre esperanzas al tratamiento de patologías generalmente unilaterales de la superficie ocular —que afectan a un sólo ojo—, como las quemaduras con sosa cáustica o lejía. Consiste en el trasplante autólogo a partir de células madre del limbo corneal obtenidas del ojo sano.

“Mediante una biopsia mínimamente invasiva de esta región específica se extraen las células y se someten a un tratamiento enzimático”, afirmó Casaroli. Después se separan las células que crecen en condiciones de cultivo celular —expansión ex vivo—, y una vez que hay una población celular importante, se retiran y se ponen sobre un sustrato de membrana amniótica. “Este conjunto que se obtiene con ingeniería celular, la membrana amniótica con las células creciendo encima, se vuelve a reimplantar en el ojo enfermo”, concluyó el experto.

Según comentó, las células “se integran perfectamente en la fisiología y la anatomía del ojo enfermo” y va regenerando poco a poco la superficie ocular afectada, que recupera “cierto grado de salud”. Si bien no al cien por cien, al menos una “visión útil”, en un porcentaje de pacientes que oscila del 65 al 90 por ciento.

Casaroli insistió en que es una mejora importante si se tiene en cuenta que, hasta ahora, las causticaciones se trataban mediante una cirugía muy agresiva, el trasplante límbico, cuyos resultados eran “muy deficientes”. Y recordó que de aproximadamente 150.000 traumatismos oculares que se dan cada año en España, hasta un 15 por ciento se debe a quemaduras.

La situación cambia cuando los dos ojos están enfermos. “En esos casos buscamos células del tejido adiposo blanco o células de la médula ósea del propio paciente”, explicó Casaroli. Desde el Clínic están llevando a cabo un estudio en este sentido desde hace cuatro años con modelos experimentales. “Hemos estado haciendo cirugías de lipoaspiración de las células progenitoras, y el siguiente paso será mimetizar la patología en modelo in vivo de conejos para ver si las células funcionan bien”.