juan pablo ramírez Madrid | viernes, 06 de febrero de 2015 h |

El martes de la semana pasada, la Junta de Andalucía y los sindicatos lograban un acuerdo que establecía la bolsa de selección de personal sanitario como principal mecanismo de contratación. Lejos de traer tranquilidad, el pacto de la Comisión Central de Seguimiento de la Bolsa no ha servido para erradicar la desconfianza hacia el Servicio Andaluz de Salud (SAS). La medida de incorporar 8.500 eventuales estructurales con sueldos y jornadas del 100 por cien —hasta ahora estaban al 75 por ciento— a partir del próximo 1 de marzo tampoco ha dejado del todo satisfechos a los representantes de los trabajadores.

En primer lugar, porque los sindicatos estiman que el número total de eventuales puede llegar a los 15.000, alrededor del 20 por ciento de la plantilla, y que de éstos el número de estructurales es superior a los 8.500 regularizados por la Junta. El sindicato UGT calcula que esta iniciativa debería haber englobado al menos a 12.000 profesionales. “El proceso se ha llevado a cabo sin ninguna transparencia por parte de algunos distritos y gerencias de área”, denuncia la secretaria de Salud Laboral de CESM, Pilar Bartolomé. “Éste es un mal endémico en Andalucía”, reitera Antonio García, secretario general de Salud de UGT Andalucía.

“La cifra es insuficiente”, advierte el secretario general de Satse Andalucía, Francisco Muñoz, a pesar de los 1.863 enfermeros que han pasado al 100 por cien. “No puede ser que el 20 por ciento de los trabajadores del SAS sean todavía eventuales”, destaca García que acusa a la Administración de “abusar de los contratos a tiempo parcial”.

García va más allá e insiste en que debería lanzarse una oferta pública para cubrir estas 12.000 plazas estructurales. “Son interinidades vacantes que deberían estar ocupadas por profesionales con experiencia, lo que daría estabilidad al profesional, al sistema y genera calidad asistencial”, añade. Pese a las críticas dan por bueno este paso de la Junta. “Los profesionales pensamos que debería haber elecciones cada seis meses”, apostilla.

Profesionales no inscritos

Pero el acuerdo deja otros daños colaterales. Por un lado, la obligación de contratar por bolsa ha dejado al descubierto a una serie de profesionales, especialmente médicos, que no se encontraban inscritos o que, por haber finalizado la residencia recientemente, no se encuentran en los listados de 2011 y 2012, según explica la Asociación de Eventuales del SAS. Por otro, la contratación al 75 por ciento para cubrir sustituciones. La Junta se había comprometido con los sindicatos a que los nuevos contratos serían siempre del 100 por cien. Sin embargo su sistema informático no se encuentra preparado y a la hora de cubrir bajas temporales sólo se ha llamado a aquellos profesionales dispuestos a trabajar a tiempo parcial. Esta situación ha motivado que trabajadores con más puntos hayan quedado fuera de este tipo de procesos. “Lamentablemente no se ha erradicado el contrato a tiempo parcial”, explica García. La Junta debe actuar en ambos casos. Los sindicatos ya han advertido de que acudirán a los tribunales de justicia si no se dan soluciones. La consejería de Salud ya ha contestado que el SAS se ha puesto en contacto con todos los centros para resolver las incidencias.

“Se han dado casos de médicos que trabajan desde hace cuatro o cinco años y no se encuentran inscritos en bolsa”, lamenta Bartolomé. Se trata de profesionales que terminaron la residencia y no se dieron de alta. Existe un mecanismo para que estos facultativos puedan seguir trabajando: la contratación por perfiles. Este instrumento está pensado para aquellos profesionales que cuentan con una formación especial, pero ha dado lugar en ocasiones a contrataciones a dedo, según critican desde CESM.

La visión de la Asociación de Eventuales del SAS (Aesas) es opuesta. “La bolsa única no contempla la subespecialización”, denuncia su portavoz, Rocío Jiménez. Esta situación afecta en la actualidad a centenares de trabajadores, lo que ha provocado que “la precariedad haya aumentado”. Aún no existen datos cerrados, pero esta asociación con 500 afiliados ha recogido ya 57 reclamaciones en la provincia de Cádiz y otras 13 en Granada. De momento, los servicios han podido “rescatar” a estos profesionales que pueden aportar un valor añadido al servicio. La asociación no esconde su miedo a lo que ocurrirá después de las elecciones andaluzas. “Si pasas a 8.500 eventuales al 100 por cien, va a haber despidos”, prevé Jiménez.

Satse no comparte las dudas de los eventuales sobre la bolsa. “Éste es el mejor sistema”, afirma su secretario general en Andalucía. En el caso de los contratos por sustituciones, el sindicato ya ha comunicado que en la próxima mesa sectorial del 18 de febrero solicitará “el resarcimiento por error” y que se eliminen definitivamente los contratos al 75 por ciento.

Una alternativa que ya ha puesto sobre la mesa el sindicato UGT, que ha recomendado a los profesionales afectados que “acudan al juzgado”, señala García, quien teme “que la Administración no esté dispuesta a dar marcha atrás”. El SAS estima que hay entre 40 y 50 trabajadores, aunque las estimaciones de los sindicatos abarcan a centenares de trabajadores.

El pasado viernes, el SAS publicó el calendario para la actualización de los candidatos. El jueves 12 de febrero finaliza el plazo para que los trabajadores actualicen su centro; entre el 13 y el 19 se abre el plazo para la generación de las listas actualizadas; el día 19 expira el plazo para la petición de disponibilidad, y el 20 se cierra la web de bolsa.

El jueves 12 concluye
el plazo para que los candidatos puedan actualizar sus centros en la bolsa

Los sindicatos acudirán
a los tribunales si no se resuelve el problema de las sustituciones a tiempo parcial