GM Madrid | viernes, 22 de enero de 2016 h |

El 93 por ciento de los profesionales sanitarios de España que se dedican a la atención del paciente con patología dual (PD) califica de insuficientes los actuales recursos sanitarios integrados y específicos destinados para estos pacientes. Así se desprende de la primera encuesta a nivel nacional realizada en España acerca de la disponibilidad de recursos específicos para el tratamiento de pacientes con patología dual, en la que han participado más de 650 profesionales sanitarios expertos procedentes de 553 centros de 235 ciudades españolas, incluyendo todas las comunidades autónomas.

Este estudio está recogido en el primer Libro Blanco de Recursos y Necesidades Asistenciales en Patología Dual, promovido por la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD) y la Fundación de Patología Dual.

Para más de tres cuartas partes de los profesionales que han participado en el estudio, los cuatro tipos de recursos más necesarios actualmente son: programas ambulatorios específicos (89 por ciento), unidades de desintoxicación y retirada de sustancias (87 por ciento), recursos ambulatorios intermedios (85 por ciento) y unidades específicas de hospitalización (74 por ciento). Además, la mayoría considera que son necesarios esfuerzos adicionales para el tratamiento de estos pacientes, así como un Plan Nacional sobre Patología Dual en España.

Por otro lado, los profesionales piden la integración funcional de todas las redes sanitarias públicas que tratan al enfermo con conductas adictivas en una red asistencial única de salud mental, integración ya existente en Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja, Murcia, Navarra y País Vasco.

Este libro blanco también constata que existe un escaso conocimiento por parte de los profesionales de los recursos específicos que ya existen para esta patología en las diferentes comunidades. Por este motivo, la mayoría de expertos piden también la creación de un registro nacional único sobre los recursos disponibles para esta enfermedad, así como estrategias de información y difusión.