Gaceta Médica Barcelona | viernes, 06 de noviembre de 2015 h |

Resultados de dos años con secukinumab (Cosentyx, de Novartis) muestran que hasta el 80 por ciento de los pacientes con espondilitis anquilosante (EA) no sufrieron progresión radiológica de la columna vertebral en un examen con rayos X. Es la primera vez que se presentan datos sobre progresión de la columna vertebral estructural en EA para un inhibidor de la interleuquina-17A (IL-17A).

Además, el fármaco mostró una respuesta sostenida en la mejora de signos y síntomas, función física y calidad de vida en pacientes con EA durante dos años. Los resultados, procedentes de una ampliación del estudio clínico Measure 1, se anunciaron en la Reunión Anual de 2015 del American College of Rheumatology (ACR) en San Francisco, Estados Unidos.

Hasta el 70 por ciento de los pacientes con EA grave pueden desarrollar una fusión espinal (unión ósea de las vértebras) en 10 o 15 años, mermando significativamente la movilidad. Además, se necesitan urgentemente nuevas opciones de tratamiento, ya que muchos pacientes no responden bien a los medicamentos actuales, como antiinflamatorios no esteroideos y terapias anti-TNF, a las que no responden correctamente hasta el 40 por ciento de los pacientes.