Premios BiC
Gaceta Médica Madrid | martes, 10 de marzo de 2015 h |

Un estudio desarrollado en Córdoba ha comprobado una elevada incidencia de hepatitis E en pacientes infectados por VIH. Se trata de un estudio prospectivo realizado en 698 pacientes infectados por el VIH con serología basal al VHE negativa que fueron seguidos durante un año. La incidencia de hepatitis por VHE, que no había sido hasta ahora bien establecida, se elevó en este estudio a 7,2 casos por 100 pacientes/año. En el estudio se describen las manifestaciones clínicas de la hepatitis E aguda en pacientes infectados por el VHI, cuya forma de presentación mas característica fue el síndrome febril de duración intermedia con o sin elevación de enzimas hepáticas.

Un hallazgo a resaltar del estudio es que la seroconversión a VHE se asoció a la progresión a descompensación de una cirrosis previamente estable. Además, un 35,2 por ciento de los pacientes presentaron elevaciones transitorias de la viremia del VIH (blips) en el momento de la seroconversión. En el estudio se observó una mayor incidencia de hepatitis E en el medio rural (17,4 casos por 100 pacientes año) y no se encontró relación entre la hepatitis E y otros posibles factores de riesgo relacionados con el VIH o con la coinfección por virus de la hepatitis B ó C.

La investigación ha sido presentada en el Congreso sobre Retrovirus e Infecciones Oportunistas (CROI), el encuentro científico más importante del mundo en investigaciones y avances en esta materia, que se celebro en Seattle hace un par de semanas. Desarrollado en el Instituto Maimonides de Investigación Biomédica de Córdoba por un equipo de investigadores en enfermedades infecciosas liderado por el doctor Antonio Rivero Juárez, investigador de GeSIDA, el estudio ha merecido además uno de los Young Investigator Award del CROI, que reconoce la aportación de esta investigación.