Psico-oncología

br

| viernes, 10 de septiembre de 2010 h |

Redacción

Madrid

El 35 por ciento de las personas afectadas por cáncer, así como sus familiares, padece alteraciones emocionales y psicológicas, un porcentaje que aumenta hasta el 40 por ciento en el caso de los que reciben quimioterapia, que conviven con la depresión y la ansiedad según un informe sobre la incidencia del apoyo psicológico en estos pacientes con cáncer y su entorno realizado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Por ello, la asociación incide en el apoyo psicológico en este colectivo con el objetivo de “mejorar su calidad de vida”. En este sentido, una de las psicólogas responsables del estudio Vanesa Jorge, recordó que en 2009 más de 20.000 personas fueron tratadas por este servicio de atención “adaptado a las necesidades del paciente” que se lleva desarrollando desde hace tres décadas y que “está presente en todas las provincias”.

Mejora en la calidad de vida

Así, según el informe de evaluación de satisfacción con los servicios de atención de la AECC por parte de afectados que se beneficiaron de este programa gratuito, la mejora en su calidad de vida se ve reflejada en la aceptación de la propia enfermedad, para el 43 por ciento del total; la comunicación con la familia (34 por ciento); las relaciones sociales (22); o la mejora de las relaciones de pareja (18), entre otros beneficios señalados en el cuestionario de satisfacción al que son sometidos. La adaptación a los tratamientos médicos (17 por ciento), a los cambios de imagen provocados por la enfermedad y los tratamientos (12), o la comunicación con los profesionales sanitarios (10), son otros aspectos valorados.

Según estos mismos datos, la mayoría de las personas que se someten al tratamiento son mujeres, en el 77 por ciento de los casos, frente al 23 por ciento de hombres, con una media de edad de 49 años. Además, asegura que, del total, un 90 por ciento se muestra “satisfecho o muy satisfecho”, y el 94 indicó que el tratamiento recibido ha supuesto una importante mejora en su calidad de vida.