GM Madrid | viernes, 09 de octubre de 2015 h |

El Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario 12 de Octubre, en Madrid, ha incorporado una nueva terapia de radiación intersticial o braquiterapia de altas dosis (HDR) en las áreas de Dermatología, Maxilofacial y Otorrinolaringología, para el tratamiento de tumores que no superan los tres o cuatro centímetros de diámetro.

En concreto, la aplicación de este procedimiento está indicada sobre todo en neoplasias de párpados, pirámide nasal, surco nsolabial y pabellón auricular, así como en los labios, el suelo de la boca, la mucosa yugal y la lengua.

Esta técnica consiste en la colocación de un isótopo radiactivo mediante inserción de catéteres o agujas en la propia lesión o en el área más próxima al tumor para poder administrar una cantidad más alta de radiación. Además, al ser menor el volumen tratado, es posible alcanzar dosis muy superiores a las proporcionadas por la radioterapia externa convencional.

Procedimiento

Normalmente, este procedimiento se realiza con sedación y/o anestesia local o troncular —bloqueo anestésico del tronco nervioso, por lo que se obtiene una gran área anestesiada en zonas periféricas—. Los pacientes suelen recibir un tratamiento de entre ocho y nueve sesiones de radioterapia que, al realizarse dos veces al día, se completan en cuatro o cinco días.

Desde el inicio de está técnica de braquiterapia HDR en el centro, en enero de este año, más de 50 pacientes mayores de 50 años se han sometido a ya este tratamiento con buenos resultados.

De hecho, las tasas de curación obtenidas con esta técnica son comparables a las que se obtienen con procedimientos quirúrgicos, siendo superiores los resultados estéticos y funcionales con la opción de la radiación intersticial HDR.

Otra de las ventajas de esta técnica es que los pacientes no requieren ingreso hospitalario en habitación blindada, pudiendo realizarse el proceso de manera ambulatoria. Además, la protección radiológica tanto del profesional sanitario como de los pacientes es excelente con esta técnica.

El hospital cuenta además con una larga experiencia previa con braquiterapia de baja dosis (LDR) con iodo 125 e iridio 192 en el tratamiento de otros tipos de cáncer, lo cual es también una ventaja.