marcos garcía Madrid | viernes, 06 de noviembre de 2015 h |

No es habitual la presentación de un nuevo antibiótico en el mercado y de ahí el interés por el lanzamiento del antibiótico tedizolid fosfato (Sivextro, MSD). Frente a los 19 antibióticos que se presentaron en el periodo1980-1984, en el comprendido entre 2005 y 2009 la cifra de lanzamientos de nuevos antibióticos se quedó en tres.

Indicado para el tratamiento de infecciones agudas bacterianas de la piel y tejidos blandos en adultos, tedizolid fosfato destaca por ser el primer antibiótico de su clase de administración una vez al día, durante seis días. Francisco Javier Candel, del Servicio de Microbiología del Clínico de Madrid, señala que la llegada de este fármaco facilita “otra opción de tratamiento en infecciones causadas por patógenos Gram positivos, no inferior a su comparador”.

Además, Candel asegura que “tiene menor incidencia de trombocitopenia, un efecto secundario que también aparece con linezolid, su comparador”. Candel indicó asimismo que este antibiótico ofrece ventajas desde el punto de vista de “la gerencia y la eficiencia”, ya que su administración en una sola dosis diaria se traduce en que “al paciente se le pueda dar una sola dosis intravenosa en una unidad de hospitalización a domicilio, lo que puede tener impacto en el gasto sanitario”. Eso sí, tidezolid fosofato no representa ningún avance terapéutico frente a su comparador y los estudios pivotales realizados no muestran una mayor eficacia. Sus ventajas relativas están en la resistencia.