Oncología/ El acuerdo a finales de 2012 entre SEOM y el ISCIII facilitará la realización de ensayos en esta área

br

R.C. Madrid | viernes, 08 de febrero de 2013 h |

Investigación y oncología son dos aspectos muy unidos y los responsables de que, actualmente, la tasa de curación en cáncer se acerque al 65 por ciento. Un porcentaje fruto del trabajo de cientos de investigadores que han dedicado su vida profesional a investigar posibles nuevas dianas terapéuticas y tratamientos que han logrado alargar la supervivencia libre de progresión (SPL) e incluso la supervivencia global (SG) de estos pacientes.

Pero, en un área tan subespecializada como esta, se hacía necesario crear grupos de trabajo de dedicación específica a cada tipo de tumor. El Grupo Español de Tratamiento de los Tumores Digestivos (TTD) fue el primero que se creó, en 1986, constituyéndose como asociación bajo el paraguas de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) en 1995. Actualmente, son diecisiete los grupos de investigación cooperativos nacionales de investigación en oncología médica dedicados a patologías tumorales como cáncer de mama, melanoma, cáncer digestivo, tumores de cabeza y cuello, neurooncología, linfomas o sarcomas, entre otras patologías.

Actualmente, estos diecisiete grupos tienen en marcha innumerables proyectos de investigación. Por ejemplo, el estudio Visnu, a cargo del grupo de TTD, tras demostrar que el número de células tumorales circulantes (CTC) es un factor pronóstico en cáncer colorrectal metastásico, busca ahora comparar la eficacia de dos tipos distintos de tratamiento (dos citostásicos y un antiangiogénico o tres citostásicos y un antiangiogénico) en aquellos pacientes con más de tres CTC. Por otro lado, en pacientes con menos de tres CTC, se determinará la presencia o no de mutación en K-RAS, aleatorizando a aquellos que no la posean para que reciban o no “un doblete con los dos biológicos que existen actualmente en cáncer de colon, bien un antiangiogénico, bien un anti-EFGR, en este caso cetuximab ”, explica Enrique Aranda, presidente de este grupo cooperativo. Con este análisis, lo que intenta el grupo es “aleatorizar a los pacientes según el pronóstico de las CTC”, subraya Aranda, en vez de mantener el proceso clásico de administración del tratamiento y posterior realización de un TAC para comprobar el progreso de la enfermedad.

Un ritmo de investigación que no se frena aquí. El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam) tiene actualmente en activo “más de cuarenta protocolos de ensayos”, afirma Miguel Martín, su presidente. Además de estudios epidemiológicos y genómicos de análisis de respuesta a taxanos, este grupo está ahora inmerso en un estudio en colaboración con investigadores de la Universidad de Carolina del Norte que busca validar un nuevo test pronóstico del riesgo de recaída en mujeres con tumores pequeños (PAM 50). Este test pionero, basado en la identificación de 50 genes, predice el riesgo de una mujer con un tumor pequeño de axila negativa de recaer si se le administra solo terapia hormonal, lo que permitirá la identificación de las candidatas a recibir quimioterapia y se evitará su administración en otras pacientes. Además, este grupo tiene también una red de centros hospitalarios (NetGeicam) que se encargan de realizar ensayos en fase I.

También en cáncer de pulmón se investiga, sobre todo en torno a dos ejes fundamentales: “la personalización de los tratamientos mediante la identificación de reguladores genómicos diferenciales para la actividad de fármacos y la integración del tratamiento sistémico quimioterápico en los estadios iniciales”, destaca Bartomeu Massutis, secretario general del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GEPC). Este grupo, presidido por Rafael Rosell y con diez ensayos clínicos en activo, ha participado en el primer y único ensayo clínico de comparación en primera línea de tratamiento con erlotinib frente a quimioterapia citotóxica en población caucásica. En el área de integración de quimioterapia y tratamiento quirúrgico en estadios iniciales, el GEPC ha promovido estudios que fundamentan la práctica del tratamiento quimioterápico preparatorio en casos de cáncer de pulmón con afectación ganglionar mediastínica al diagnóstico, entre otros.

Acuerdo con el ISCIII

La necesidad de fomentar la investigación clínica independiente en el área de la oncología, sobre todo en el contexto actual, motivó el acuerdo de colaboración entre el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) y la SEOM a finales de 2012. Un acuerdo que los presidentes de los diferentes grupos cooperativos esperan que sirva para facilitar tanto la realización de ensayos clínicos como la comunicación con la Administración Pública.

El Grupo Español de Tratamiento de Tumores Digestivos fue el primero que se creó, en 1986

La labor de estos grupos ha logrado que, hoy día, la tasa de curación se acerque al 65 por ciento