GM Madrid | viernes, 08 de enero de 2016 h |

La semana pasada el BOE publicó la relación de especialidades del cuerpo militar de Sanidad, entre la que se incorpora la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias. Una decisión que surge de una larga reclamación de los profesionales y la jerarquía de las Fuerzas Armadas, ya que requiere una formación y preparación homologable a lo que ocurre en el resto de países desarrollados y aliados.

A juicio de la Sociedad Española de Urgencias y Emergencias (Semes) la creación de esta especialidad será una gran oportunidad para que todos los futuros médicos militares que deban acudir a operaciones adquieran esta formación especializada que se adapta e incluso define el perfil de competencias precisas para los primeros escalones de la cadena asistencial.

“El programa de formación elaborado por el Ministerio de Defensa se encuentra dentro de los parámetros a su vez contenidos en los programas europeos e internacionales de la especialidad urgencias y emergencias, por lo que será una titulación homologable, tanto por el contenido como por la duración, y reconocida dentro y fuera de España”, precisó Juan González Armengol, presidente de Semes.

En este sentido, considera que la decisión del Ministerio de Defensa es coherente con lo contenido en el ordenamiento jurídico europeo y español y es la garantía de que tanto el personal de los diferentes ejércitos, como las víctimas de guerra y de catástrofes en las zonas donde estén presentes nuestras Fuerzas Armadas se beneficien de esta decisión.

Según avanzan en un comunicado, en los próximos días Semes tiene previsto comunicar a las diferentes instituciones y sociedades internacionales esta decisión, ya que esta nueva situación podría suponer un empujón para acercar a estos profesionales a la creación de la especialidad en el SNS.