Eleccones al Colegio de Médicos de Sevilla

br

El candidato propone renovación en un momento “crítico” para la entidad
| 2009-11-16T10:17:00+01:00 h |

E.m.c.

Madrid

“Mi candidatura no ha tenido, ni tiene, ni tendrá nada que ver con el señor Gabriel Núñez. Es una candidatura pobre, que estamos autofinanciando todos aquellos que la integramos, que no tenemos nada que ver ni con este señor ni con ninguna organización parecida”. Así de categórico se ha mostrado el doctor Francisco de Santiago, cabeza de una de las listas que aspira a alzarse con la presidencia del Colegio de Médicos de Sevilla en las elecciones que se celebrarán el próximo 25 de noviembre.

Se desmarca así en una entrevista concedida a GM de las especulaciones que se han vertido en algunos medios de comunicación, de las que este periódico se hizo eco en su edición anterior, que apuntaban la posible relación de esta lista con Uniteco, la correduría de seguros del Colegio de Médicos de Madrid. Su gerente, Gabriel Núñez, fue denunciado por el actual presidente del la institución colegial, Carlos González-Vilardell, por presunto intento de soborno (ver GM nº 308).

De Santiago insiste en que debe quedar claro cuál es la situación de la candidatura que preside y explica a GM que Gabriel Núñez les pidió una reunión en el momento en que se gestaba la candidatura. “Le atendimos durante diez minutos, como personas educadas, y nos dio su versión de cómo gestionaría la campaña, pero nuestras ideas ya estaban definidas y teníamos elegida a nuestra jefa de prensa”, asegura. “Le agradecimos su interés, pero nuestra campaña estaba en marcha, con unas directrices absolutamente diferentes a las suyas”, concluye el doctor.

Zanjada la polémica, el miércoles pasado Francisco de Santiago, acompañado por miembros de su lista, presentó en Sevilla las líneas maestras que pretende impulsar si resulta elegido por los colegiados hispalenses. Austeridad, seriedad, eficacia, unidad, veracidad y renovación son los principios por los que apuesta el candidato. No en vano, considera fundamental un proyecto de renovación para el colegio, cuya situación juzga como crítica.

Entre las prioridades para De Santiago se encuentra el avance de la formación. El doctor ha sido director general de docencia y formación continuada en el colegio y cree que esta área se encuentra literalmente estancada.

Otro punto clave para la lista que lidera es el catálogo de servicios que los colegiados reciben: “Hay que llevar los servicios mucho más cerca de la colegiación, que el colegiado se vea apoyado y protegido por la institución que les representa”, asegura.

Consciente de que el colegio no resulta cercano para los jóvenes, quiere atraer su voto con ofertas en materia de tecnología y propuestas de I+D+i. “Queremos que la vida colegial les afecte en la vida a todos los colegiados sevillanos”, insiste.

Recuperar el prestigio del médico ante la sociedad y mejorar la gestión económica del colegio son propuestas que según el candidato se materializarían, por ejemplo, ofreciendo información semestral y anual de las cuentas colegiales y las fundaciones relacionadas.

Para alzarse con la victoria electoral, De Santiago confía en que el mejor argumento son sus compañeros. Junto a dos miembros de la lista que aúnan actividad docente y asistencial, el resto de integrantes tienen una labor activa en la medicina asistencial, “a diferencia de lo que sucede en la actual junta directiva”, puntualiza.