A. Fernández Madrid | miércoles, 02 de septiembre de 2015 h |

La fiesta de la ilusión, del compromiso, del conocimiento y el crecimiento personal. Así describieron desde el Grupo CTO la inauguración de su 32º curso académico para la preparación del MIR, a través del cual el objetivo será formar “a los mejores médicos de España”.
Este evento contó con la presencia de más de 700 estudiantes de medicina.

La presidenta del grupo, Pilar Díaz, destacó la importancia del acto donde los principales protagonistas son los alumnos, que pasan a ser “nuevos integrantes” de esta familia.

“Es un día muy importante para CTO porque vamos a empezar a ver el mundo a través de vuestros ojos”, subrayó.

En este sentido, apuntó a que se trata de una etapa muy importante para los alumnos porque es el fin de la carrera, el momento de prepararse y realizar el MIR y la entrada al mundo profesional.

Asimismo, agradeció a los futuros médicos que permitan a CTO participar en su futuro y en sus sueños, pues la carrera de medicina se elige por ese motivo: por un sueño. Concluyó asegurando que tienen “fuerza y tenacidad para llegar a las estrellas y, desde allí, cambiar el mundo”.

Roberto García Leal, director académico del grupo comentó que los estudiantes presentes en el acto eligieron hace ya un tiempo ser médicos y la medicina “da muchas satisfacciones, pero también es fuente de inquietudes constantes” y, además, para toda la vida.

Continuó señalando que el MIR “es un examen muy serio”. Pasar de la vida académica a la profesional implica enfrentarse a ese “muro”, del que además depende el 90 por ciento de la calificación para ser residente. Por ello, instó a los nuevos alumnos a empezar a trabajar “ya” aunque sepan que todavía falta mucho tiempo para el MIR. Y es que el método CTO para preparar el examen implica comenzar en 6º de carrera para poder dar “cuatro vueltas completas” al temario.

Aunque desde el punto de vista pragmático “el MIR no es más que un examen” y una manera de “ordenar” a los médicos para obtener una plaza, si se mira de manera práctica, es la forma para conseguir la plaza y, por tanto, cada alumno compite con las personas que desean la misma que él. Cuanto más deseada sea, mayor será la exigencia necesaria para alcanzarla. “Nosotros tenemos la máxima exigencia con todos nuestros alumnos, pero cada uno debe ponerse la suya propia en función de sus aspiraciones”, remachó García Leal.

Conocimientos útiles

Por otro lado, recordó que la misión de CTO no es la de enseñar a los estudiantes a ser médicos, pues vienen ya de la carrera de medicina, sino hacer florecer aquellos conocimientos de la profesión que son útiles para el MIR. Además, no solo se ayudará a los futuros médicos a estudiar, sino también a darle forma a cada materia y a optimizar los conocimientos que adquieran de cara al examen.

Además, recordó la importancia de cada pregunta correcta, que puede hacer subir 100 puestos en la tabla a las personas que se encuentran alejadas de los primeros puestos.

Jorge García Macarrón, subdirector académico de CTO, por su parte, explicó que algunas cosas que harían los estudiantes antes de enfrentarse al MIR por su cuenta, como buscar los últimos exámenes, organizar los apuntes y hablar con personas que han pasado por lo mismo en los últimos años, ya lo hace CTO por ellos. Ahora, la labor de los aspirantes será cambiar de mentalidad porque, aunque saben estudiar, deben empezar a hacerlo pensando en el examen al que se van a enfrentar. Y es que, entre otras cosas, hay que aprender a estudiar en función de lo que aparece con mayor frecuencia en la prueba y acostumbrarse a mantener la concentración durante cinco horas seguidas.

Además, recordó que 110 de las 225 preguntas son sobre conceptos que han sido preguntados años anteriores, aunque varíe en la forma.

Finalmente, se entregaron los premios CTO. Como mejor tutor fue galardonado José María Cabrera Maqueda, de CTO Sevilla; la mejor profesora fue en este caso Inés Aragoncillo, de la asignatura de Nefrología; y como mejor material didáctico se selecciónó el manual CTO de Medicina y Cirugía.

La medicina da muchas satisfacciones, pero también es fuente de inquietudes constantes

La labor de los futuros médicos será cambiar
de mentalidad y adaptarla
al examen MIR