LORENZO COOKLIN, director general de la fundación mutua madrileña

br

A. L. S., RSC | viernes, 20 de noviembre de 2015 h |

Pregunta. ¿Con qué esencia nace la Fundación Mutua Madrileña?

Respuesta. La Fundación Mutua Madrileña nació en 2003 con el objetivo principal de apoyar la investigación médica en nuestro país. En 2009 amplió sus ámbitos de actuación a la salud (centrándose, junto a la investigación, en la prevención), la cultura, la acción social y la seguridad vial.

En estos doce años de historia ha colaborado con más de 1.250 proyectos de investigación médica, ha luchado contra las principales enfermedades, ha ayudado a medio centenar de ONG a llevar a cabo sus proyectos de acción social, ha becado a cientos de jóvenes para que puedan ampliar sus estudios en el extranjero y ha acercado las artes y la música a miles de niños y adultos, entre otras acciones.

P. ¿En qué actividades se centran?

R. La Fundación trabaja en torno a cuatro grandes áreas de actuación: salud e investigación, difusión cultural, acción social y seguridad vial.

En el área de apoyo a la investigación, la Fundación es la entidad privada española que más recursos destina a este fin, contribuyendo de forma desinteresada en la mejora del tratamiento de las enfermedades y al sostenimiento de la actividad científica en nuestro país.

En cuanto a acción social, financia el desarrollo de los proyectos de atención a colectivos desfavorecidos de diferentes entidades sin ánimo de lucro, beca a hijos de mutualistas con los mejores expedientes académicos para que puedan tener la oportunidad de ampliar sus estudios en el extranjero, promueve el voluntariado corporativo, apoya la formación de jóvenes en dificultades sociales y económicas y promueve iniciativas en contra de la violencia de género.

Respecto al ámbito cultural, la Fundación desarrolla un intenso programa de fomento de la cultura, con especial énfasis en la educación y en las actividades que faciliten el acercamiento de las artes a los mutualistas y sus familias. Apoya a los principales museos para que puedan proseguir con sus programas de estudio y de difusión de la cultura. También organiza un amplio programa de conferencias sobre historia, educación y otros ámbitos de las ciencias sociales.

En seguridad vial, por su parte, nuestra Fundación impulsa diferentes proyectos de investigación sobre las razones y las circunstancias que provocan los accidentes para determinar mejor las conductas que pueden evitarlos y campañas de sensibilización. Así sucede, por ejemplo, con la campaña “Agárrate a la vida”, dirigida al colectivo de los jóvenes.

P. La RSC, ¿está en el ADN de la Fundación?

R. Por supuesto. En Mutua Madrileña, la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) implica a todos los miembros de la compañía en sus diferentes ámbitos de responsabilidad. Su actuación, que parte de los más exigentes criterios éticos y de transparencia, se plasma tanto a través de la gestión responsable de Mutua Madrileña como de las actividades de la Fundación Mutua Madrileña, entidad que articula su contribución a la sociedad. La Fundación Mutua Madrileña es una de las siete fundaciones empresariales más transparentes de España, según el último estudio “Construir confianza 2014. Informe de transparencia y buen gobierno en la web de las fundaciones españolas”, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia.

P. ¿Cómo contribuye a la creación de valor para la sociedad?

R. En Mutua consideramos que la responsabilidad social va unida a la propia actividad de la empresa. Por eso, nuestro compromiso social va más allá de las ayudas e iniciativas que desarrollamos a través de nuestra fundación. A nivel empresarial, contamos con los más exigentes criterios internacionales de gobierno corporativo. Pensamos que la transparencia, tanto en lo referido a la información económico-financiera como en lo que respecta a las condiciones de los productos y servicios, es una cuestión de principios y creemos que el desarrollo profesional y personal de nuestros recursos humanos es una parte fundamental de nuestra misión. Además, contamos con otras iniciativas como un Plan de Igualdad, un Programa Azul, de eficiencia energética y cuidado al medio ambiente, etc. En definitiva, todas nuestras áreas y segmentos de actividad están imbuidos del espíritu de la RSC. Creemos que abordar de forma responsable todos los ámbitos de gestión contribuye al desarrollo de la sociedad.

P. En concreto, ¿qué acciones de la Fundación se enmarcan en el entorno de la salud?

R. Nuestra fundación convoca anualmente un programa de ayudas cuyo objetivo es contribuir al mantenimiento y desarrollo de la investigación médica en España. Desde la puesta en marcha de su primera convocatoria de ayudas en este ámbito de actuación, en 2004, ha destinado más de 52 millones de euros al apoyo de más de 1.250 proyectos de investigación, que han generado más de 3.000 publicaciones y avances significativos en el conocimiento y tratamiento de diversas enfermedades.

Gracias a su aportación, la Fundación Mutua ha contribuido, entre otros aspectos, a determinar cuáles son los tratamientos más efectivos contra el cáncer y a mejorar los protocolos de su tratamiento en función de las características de cada paciente. Además, también se ha ampliado el ámbito de los trasplantes de corazón mediante la utilización de donantes a corazón parado y no sólo en muerte encefálica, entre otros.

P. ¿Considera que con la crisis económica se ha diferenciado qué organizaciones apostaban realmente por la RSC y cuáles no?

R. Afortunadamente cada vez son menos las empresas que piensan que la RSC es algo accesorio de lo que pueden desprenderse en momentos de apuros económicos. Ya la consideran una parte estratégica de su actividad. En Mutua Madrileña creemos que contar con una estrategia de RSC comprometida y permanente en el tiempo es un elemento diferenciador y un factor de competitividad. En la compañía no sólo hemos mantenido sino que hemos reforzado nuestra acción social en los años económicos más duros, con el objetivo, precisamente, de ampliar el círculo de colectivos en situación de necesidad beneficiarios de nuestras iniciativas.

El esfuerzo que hemos realizado se ha reflejado con reconocimientos como escalar al puesto 13 del ránking Merco Responsabilidad y Gobierno Corporativo 2015.

“Todas nuestras áreas están imbuidas del espíritu RSC. Creemos que abordar de forma responsable todos los ámbitos de gestión contribuye al desarrollo de la sociedad”