| jueves, 09 de mayo de 2013 h |

El proyecto europeo de I+D+i BrainAble, liderado por Barcelona Digital y destinado a mejorar la autonomía de las personas con graves discapacidades físicas, acaba de finalizar con éxito después de tres años de investigación y desarrollos tecnológicos con una inversión de 3 millones de euros.

En concreto, el proyecto ha desarrollado un prototipo que permite a estas personas ejecutar acciones que, de otro modo, no podrían hacer solos, como escribir y comunicarse mediante las redes sociales, encender y apagar una luz o la televisión, controlar cualquier aparato del hogar digital, como la silla de ruedas, y también jugar y explorar entornos virtuales para su entretenimiento. Todo esto, sólo leyendo las señales eléctricas cerebrales y sin mover un músculo.

Este prototipo está formado por una combinación de interfaces Persona-Ordenador compuestas por sensores BCI (”Brain Computer Interface”) con otros sensores fisiológicos que miden el estado físico y emocional de una persona (computación afectiva) y con entornos de realidad virtual, y la conexión de estas interfaces con los hogares inteligentes y redes sociales en Internet. Gracias a esta combinación de tecnologías, el prototipo del BrainAble puede leer los impulsos cerebrales que la persona genera para realizar una determinada actividad (por ejemplo, cambiar de canal de TV), interpretarlos y actuar por ella en su entorno doméstico o social. Además, el sistema aprende los hábitos de los usuarios y trata de entender el contexto en el que se están utilizando, automatizando algunas acciones habituales (por ejemplo, regular la temperatura del hogar a gusto del usuario), y también puede monitorizar si el paciente está cansado y, si es así, adaptar y hacer que su uso sea más cómodo.

El consorcio del proyecto está estudiando la transferencia al mercado de la tecnología desarrollada en el BrainAble.