Premios Fundamed
| viernes, 22 de julio de 2016 h |

El conseller de Salud de la Generalitat, Toni Comín, ha defendido la “total legalidad” de la cesión de la gestión en 2014 de un hospital público gestionado por una fundación sin ánimo de lucro a una empresa privada con ánimo de lucro, si bien ha asegurado que su departamento probablemente no lo hubiera hecho, no por una cuestión ética y moral, sino por una consideración de modelo. Según el conseller, la Fundación Sociosanitaria de Barcelona ganó en 2003 el concurso público de contratación para gestionar este centro los siguientes 30 años y fue la única entidad que se presentó.