Premios Fundamed
Gaceta Médica Madrid | miércoles, 16 de julio de 2014 h |

La terapia experimental cobimetinib, un inhibidor de MEK, en combinación con vemurafenib, un inhibidor de BRAF, consigue mejorar la supervivencia libre de progresión (SLP) de los pacientes con melanoma avanzado portadores de la mutación BRAF V600, según resultados del estudio fase III coBRIM. Esta investigación internacional ha mostrado que la combinación de cobimetinib con vemurafenib consigue frenar el avance de este tumor durante más tiempo que la combinación de vemurafenib en monoterapia, alcanzando el objetivo primario de SLP. Asimismo, los efectos adversos observados coinciden con los ya registrados en estudios previos con estos fármacos. Los datos de este estudio se presentarán próximamente en un congreso médico.

La compañía promotora del estudio, Roche, tiene previsto presentar los resultados a las autoridades sanitarias correspondientes (FDA y EMA) para la aprobación del tratamiento. Vemurafenib, la primera terapia personalizada en este tipo de tumor, ya obtuvo a finales del año pasado la autorización para su financiación en el Sistema Nacional de Salud.

El estudio coBRIM, randomizado, doble ciego y controlado con placebo, incluyó a 495 pacientes con melanoma metastásico o localmente avanzado, inoperable, con mutación BRAFV600 (presente en entre el 40 y el 60 por ciento de todos los casos de melanoma) que no habían recibido tratamiento previo. El objetivo primario era determinar la SLP. Los secundarios incluyen la supervivencia global, la tasa de respuesta objetiva, la duración de respuesta y seguridad, así como registrar datos de farmacocinética y calidad de vida. El estudio ha utilizado el test Cobas 4800 para la determinación de la mutación BRAF; con esta herramienta se seleccionó a los pacientes incluidos en el estudio, ya que permite identificar a los pacientes portadores de la mutación BRAFV600, que son los se van a beneficiar de recibir esta combinación de tratamientos.